Foto: Reuters

El golfista estadounidense Brooks Koepka se ha mostrado “profundamente herido y triste” por el “trágico accidente” ocurrido el pasado fin de semana durante la Ryder Cup, cuando una bola golpeada por él impactó en una espectadora que ha perdido la visión de su ojo derecho.

“Me siento profundamente herido y triste por el trágico accidente que ocurrió cuando un bola golpeó a la señora Remande. Hablé con ella en el momento en el propio campo de golf y ahora me he enterado de que su estado es peor de lo que se pensaba inicialmente. He contactado con ella y con su familia para ofrecerles mi más sincera solidaridad de corazón. Estoy desconsolado por el incidente. Mis pensamientos están con la señora Remande y su familia y les he pedido que me mantengan informados sobre su estado”, señaló Koepka en un comunicado.

Corine Remande fue golpeada por una bola de Koepka el pasado viernes durante la primera jornada de la Ryder Cup disputada en Le Golf National de París. A consecuencia del impacto, la espectadora ha perdido la visión de su ojo derecho y ha anunciado que va a demandar a los organizadores por considerarles responsables al no dar el aviso correspondiente.

Koepka, triple campeón de ‘majors’, se preocupó inmediatamente por el estado de la mujer, que agradeció su “gesto” pese a estar inmerso en la competición, pero lamentó que una vez que fue evacuada los organizadores no se pusieron en contacto con ella.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.