EP

Joaquín Cortés y Mónica Moreno eran padres el pasado sábado del pequeño Romeo y, tan solo dos días después de que llegara al mundo, la mamá y el niño recibían el alta y a su salida del hospital, la pareja presentaba al bebé ante los medios.

Tanto el bailarín como su mujer se han mostrado muy felices y emocionados ante las cámaras que se agolpaban a la entrada del hospital, la pareja se ha detenido durante un largo rato con la prensa y han querido “dar las gracias al hospital que se han portado muy bien todos, maravillosamente con nosotros, sobre todo con el niño” y continuaba: “todo el mundo le está dando mucho cariño y mucho amor que es lo que necesita ahora el bebé”.

MÓNICA MORENO AGUANTÓ 14 HORAS DE PARTO

La pareja deseaba que el parto fuera natural y tuvo que esperar 14 horas largas horas para poder ver la cara de su bebé, como reconocía la madre: “fui para cesárea pero al final conseguimos que fuera natural así que súper bien”. “Ha venido muy sano que es lo importante y la verdad que parece un muñeco, no porque sea nuestro, pero parece un muñequito. Está para comérselo”, decía Joaquín, a quién se le caía la baba al hablar de su hijo y que se ha dado cuenta, en pocos díaS, de la aventura a la que se enfrenta, “no para, es hiperactivo pero muy bueno. No para de moverse”.

JOAQUÍN CORTÉS CORTÓ EL CORDÓN UMBILICAL DE SU HIJO

A pesar de la larga espera, la pareja contaba que el parto fue especialmente mágico pues, como relataba un Joaquín muy emocionado, vivió en primera fila el nacimiento de Romeo: “yo corté el cordón umbilical, le vi salir y estaba en shock. No sabía ni hablar, era como “¿esto qué es?” era increíble”.

“Nos va a cambiar la vida pero tenemos muchísimas ganas” reconocía coreógrafo y desvelaba el motivo por el que han decidido llamar Romeo a su bebé, “nos gustaba y me parece un nombre original, salir de los tópicos de Joaquín, Pepe, Manuel, Antonio…”.

Ahora, a la pareja le espera una temporada de dormir como y unos días muy frenéticos repletos de visitas de familiares quienes están como locos por conocer al pequeño, como reconocía Joaquín: “vamos a ver si podemos estar tranquilos y disfrutarlo porque toda la familia quiere venir, doscientos mil por las dos partes”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.