JOSEFINA BLANCO

Jacqueline de la Vega está atravesando una situación muy delicada. La presentadora ha tenido que hacer frente a la muerte de Cris Lozano, su marido desde 1992 hasta 2005. Muy triste, Jacqueline ha querido compartir una foto de su exmarido en Instagram junto a este desgarrador texto.

“No puedo describir con palabras el dolor que siento al ver partir a mi compañero de viaje, mi maestro, mi amigo, mi amor, de esos amores que ni el tiempo ni una separación pueden cambiar. Toda una vida a su vera, viviendo su pasión por la vida, un visionario que veía futuro donde el resto no lo hacia. Gobernador, empresario, padre amado de Teresa y Diana, buen hermano, buen hijo buen tío amado amigo y mejor persona”, comenzaba escribiendo la mexicana.

Una dedicatoria en la que ha recordado una de las últimas conversaciones que tuvo con el empresario antes de que falleciera este lunes: “Ayer me dijo: sabes que siempre he sido feliz, porque he pensado que todo el mundo era bueno. Aunque veces la gente se pierde en la ambición y en lo que realmente no importa, hoy es uno de los peores días de mi vida. Se fue esta mañana, amaba demasiado y el corazón no puede con tanto”.

Una despedida que terminaba con este mensaje de amor: “Estoy rota y creo que nunca me curaré, es un desgarramiento conocer el amor incondicional y perderlo así. Hoy el mundo ha perdido a un ser impecable. Gracias Cris por tanto amor. Cada minuto del resto de mi vida estarás aquí dentro de mi alma no me enseñaste a vivir sin ti”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.