La Policía Local de Calvià ha levantado acta por un vertido de escombros y azulejos en un solar de la calle Sol, en la urbanización de Cala Vinyes.

Este pasado lunes, unos agentes informaron de la presencia “en un tramo no asfaltado” de 150 sacos de plástico que contenían restos de obra cuyo origen se desconoce, por lo que se ha abierto una investigación para localizar al autor.

Según han explicado desde el ayuntamiento, el responsable se enfrenta a una multa de hasta 45.000 euros, según la Ordenanza municipal por infracción medioambiental.

Para la cuantificación de la cuantía definitiva será necesario que el consistorio valore varias circunstancias como el daño ocasionado, la repercusión de la contaminación, el grado de intencionalidad o culpabilidad, el coste de la restitución y la adopción de medidas correctoras por parte del infractor con anterioridad a la incoación del expediente sancionador, la concurrencia de circunstancias agravantes o atenuantes de la responsabilidad administrativa, la alteración social causada por la infracción así como el efecto que la misma produce a la convivencia de las personas en los casos de relaciones de vecindad, entre otros aspectos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.