La Dirección General de Pesca y Medio Marino de la Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca ha interceptado a cuatro pescadores furtivos que capturaban cerca de los agregadores de la lampuga del sur de Mallorca, una práctica que está prohibida por la legislación autonómica y estatal.

Según ha informado la Conselleria en un comunicado, por estas infracciones se han incoado expedientes sancionadores con propuestas de multas que oscilan entre 601 y 6.000 euros.

Cabe recordar que los agregadores son objetos flotantes diseñados para concentrar las lampugas y facilitar la captura. Los colocan los pescadores profesionales tradicionales y la práctica de la pesca recreativa está prohibida a menos de 250 metros de estos agregadores para evitar la dispersión de las molas de lampugas, así como los perjuicios a los pescadores artesanales.

No obstante, a pesar de la prohibición, esta actividad ilegal se estaba haciendo habitual y, para evitarlo, la Dirección General de Pesca ha incrementado la vigilancia de los agregadores de lampuga a partir de la segunda quincena de septiembre.

La pesca profesional tradicional de la lampuga mediante el arte de la llampuguera, específica de Baleares, se practica de septiembre a diciembre.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.