Foto: Reuters

Las autoridades de Indonesia han elevado este sábado a cerca de 1.650 los muertos a causa del terremoto y el tsunami que afectaron el 28 de septiembre a la isla indonesia de Célebes.

El portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB), Sutopo Purwo Nugroho, ha detallado que el balance de víctimas mortales se sitúa en estos momentos en 1.649, siendo Palu la localidad más afectada, con 1.413 muertos.

Asimismo, ha afirmado que más de 900 de las víctimas han sido ya enterradas por sus familiares, según ha recogido la cadena de televisión indonesia Metro TV.

Los servicios de emergencia han tenido problemas para acceder a otra de las áreas más afectadas, la de Donggala, por lo que el balance previsiblemente subirá en los próximos días.

Un primer terremoto, de magnitud 6 en la escala de Richter, sacudió la zona el viernes a las 16.00 (hora local), con un epicentro cercano a la localidad de Donggala. Un segundo seísmo de magnitud 7,4 golpeó el área de Palu y desencadenó el tsunami, que duró más de media hora y movió olas de hasta seis metros de altura.

La comunidad internacional se ha volcado con la ayuda y el Gobierno indonesio ha dejado a un lado su histórica reticencia a aceptar asistencia exterior. Según las autoridades locales, alrededor de una veintena de países han ofrecido ya su ayuda, en la que también colaboran agencias de Naciones Unidas y numerosas ONG.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.