Guardia Civil

Independientes de la Guardia Civil (IGC) ha experimentado un crecimiento exponencial en estos dos últimos años siendo destacable el caso de las Islas Baleares, donde en tan solo dos años, se ha cuadriplicado el número de asociados.

Según han señalado desde IGC, “no es casualidad que esta asociación sea la que más se ha expandido y crecido en todo el territorio nacional ya que ha demostrado que los ideales que la mueven han sido decisivos para que hoy sea conocida por todos los miembros del Cuerpo en las tres escalas y, además, sea considerada como una de las asociaciones más relevantes en el escenario de la defensa y lucha por los derechos de todos los componentes del Cuerpo de la Guardia Civil”

Así, han explicado que desde IGC se ha luchado por lucha por la equiparación salarial; la lucha por el aumento de plantilla y personal con carácter urgente en la zona del estrecho para hacer frente a la lucha contra el narcotráfico en condiciones óptimas de seguridad para los agentes; la defensa de los compañeros agredidos en la valla de Melilla (personándose en los juzgados y poniendo a disposición de los agentes afectados sus servicios jurídicos para afrontar dicha vicisitud); la lucha por mejorar la situación económica en comandancias como Cataluña Baleares (donde su delegación se está reuniendo con todos los partidos políticos cuyo voto determinará la consecución de los objetivos marcados) y la exigencia de dotación de más vehículos, chalecos, extensibles, sprays de defensa y todo lo que conforma el material policial necesario para el ejercicio de las funciones encomendadas al Cuerpo, del mismo modo como la imperiosa necesidad de un aumento exponencial de la plantilla: “Argumentos todos ellos, por lo que los agentes se suman a nuestra asociación”, explican.

“Pero tampoco se debe olvidar el aumento de servicios ofertados a los asociados”, aseguran, “pues se ha mantenido un seguro de indemnización por incapacidad laboral temporal que en relación prestaciones/precio es de los mejores a fecha de hoy, con unas excelentes prestaciones y precios ajustados y un aumento de ofertas y convenios en todos los sectores empresariales posibles. Igualmente, en el sector formación, se han realizado varias acciones y se han firmado ofertas excelentes con centros de renombre a nivel nacional e internacional fomentando de esta forma la especialización en materia de formación de los socios, la mejora en las coberturas jurídicas y una atención mucho más inmediata”.

Añaden que los logros y resultados obtenidos “han mejorado la organización y la gestión, especialmente en el ámbito económico y que ha permitido, a la vez, una mayor difusión de la Asociación a través de los Medios de Comunicación, siendo hoy una de las asociaciones con mayor repercusión mediática. De hecho, en el caso de la Delegación de las Islas Baleares se ha tenido que ampliar la plantilla con un subdelegado para la isla de Menorca, de tal forma que se pueda atender al elevado número de socios que se han incorporado a nuestra asociación”

En la actualidad, la estructura directiva de IGC en las Baleares es la siguiente:

Carlos Padilla (Mallorca): Delegado de Islas Baleares, Vocal Junta Directiva Nacional como responsable de los departamentos de Acción Social, Comunicación, Formación, Prensa y corresponsable del departamento de Relaciones Institucionales.

Jorge Sierra: (Ibiza) Subdelegado de Islas Baleares.

Víctor Manuel Padilla (Menorca): Subdelegado de Islas Baleares.

Por todo ello”, concluyen, “a nivel nacional somos la asociación de relevancia y, no estando satisfechos con los logros obtenidos, seguiremos trabajando para mejorar cada día más, ya que todo se puede mejorar, porque ‘Juntos hacemos mejor camino’”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.