La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, ha firmado con los representantes sindicales de la Administración General acuerdos para la conciliación de la vida laboral y familiar de los empleados públicos, con lo que se elevará el permiso de paternidad de cinco semanas a ocho en 2019, y así progresivamente hasta 16 en 2021 de forma intransferible.

Además, los empleados públicos dispondrán de una bolsa de horas equivalente a un 5% de la jornada anual (85 horas, 11 días) de cada empleado público para el cuidado de hijos o mayores, a recuperar en el trimestre siguiente.

Así lo ha detallado Batet tras la firma de los acuerdos alcanzados en la última reunión de la Mesa General de Negociación de la Administración General del Estado, presidida por el secretario de Estado de Función Pública, José Antonio Benedicto, en la que ha destacado que se ha alcanzado un acuerdo “histórico” en materia de permisos de paternidad.

Batet ha destacado que los acuerdos, suscritos con CC.OO., UGT, CSIF y CIGA, suponen dos medidas de impulso “firme” a las políticas de corresponsabilidad y conciliación, un compromiso adquirido por el Gobierno, ya que aunque la igualdad entre hombres y mujeres está reconocida en el texto constitucional, queda “mucho camino por andar” para conseguir una igualdad “real”.

Según ha explicado, el primer acuerdo pasa por la ampliación progresiva del permiso de paternidad a 16 semanas en tres años. En concreto, se elevará de cinco semanas a ocho en 2019, a 12 semanas en 2020 y a 16 semanas en 2021, y será un permiso no transferible entre progenitores, aplicable a todos los empleados públicos de la AGE.

De esta forma, el acuerdo aprueba que dicho permiso no es transferible, pero se distribuirá a opción de la persona solicitante, siempre que las cuatro primeras semanas sean ininterrumpidas e inmediatamente posteriores a la fecha del parto, adopción o acogimiento.

También marca que las doce semanas restantes no podrán ser simultáneas entre el padre y la madre, y serán ininterrumpidas, a las semanas siete a dieciséis del permiso por parto, o a las semanas cinco a la dieciséis del permiso por adopción, guarda con fines de adopción o acogimiento, del otro progenitor.

No obstante, Batet ha recordado que el Gobierno ha manifestado ya su compromiso de aprobar esta medida de los permisos de paternidad a todos los trabajadores del ámbito público y privado. Para ello, se incorporarán las modificaciones legales oportunas en los próximos Presupuestos y se procederá a la modificación del Estatuto Básico del Empleado Público.

BOLSA DE HASTA 85 HORAS PARA CUIDADO HIJOS, MAYORES Y DEPENDIENTES

La otra medida conllevará la aplicación de un sistema de bolsa de horas equivalente a un 5% de la jornada anual de cada empleado público -85 horas al año– para el cuidado de hijos menores de edad y para la atención de personas mayores y dependientes. Esas jornadas son necesariamente recuperables en el trimestre siguiente y se aplicará a todos los empleados públicos, funcionarios, laborales y estatutarios.

Batet ha subrayado que la igualdad en la asunción de las responsabilidades familiares y tareas domésticas es todavía una realidad “a alcanzar”, por lo que las administraciones públicas son “claves” para abordar esa responsabilidad compartida en el hogar y fomentar que el cuidado de mayores, menores y dependientes, y las tareas domésticas, se asuman de manera “equilibrada” con independencia del género.

“Las administraciones tenemos que asumir la responsabilidad para dar impulsos importantes”, ha enfatizado Batet, quien ha agradecido el trabajo de los últimos meses.

Preguntada sobre el coste de la medida de los permisos de paternidad, Batet ha dicho que dependerá del número de permisos que se soliciten en función de la natalidad y del tipo de trabajo.

CSIF PIDE 20 SEMANAS

Por su parte, la secretaria de Igualdad de la Ejecutiva de CSIF, Mari Ángeles Mur, ha recordado que la media de bolsas de horas fue propuesta por su organización y recogida ya en el segundo plan de Igualdad de la AGE, ya que se trataba de una “línea roja”.

Mur ha explicado que la medida equivale a 11 días y sobre los permisos de paternidad ha valorado el carácter “ejemplarizante”, ya que supone un “avance” en la materia, si bien ha advertido de que exigirán que se amplíe a 20 semanas, al igual que se ha suscrito en la Junta de Andalucía.

Igualmente, ha dicho no entender por qué se ha rebajado el número de semanas de permiso de paternidad previstos para 2019 desde las 9 semanas que se recogían inicialmente en el borrador del acuerdo a ocho.

En todo caso, ha recalcado que se trata de “un paso hacia adelante en materia de corresponsabilidad”, si bien desde CSIF estarán “críticos y reivindicativos” para pedir la ampliación y la equiparación firmada en Andalucía de 20 semanas.

CC.OO. NO FIRMA EL ACUERDO DE HORAS

De su lado, la secretaria de Igualdad de CC.OO. en la AGE, Pilar Seoane, ha remarcado la importancia del acuerdo en materia de permisos de paternidad, porque “puede abrir una primera grieta en la división sexual del trabajo y puede cambiar el pacto social del futuro para que hombres y mujeres compartan el cuidado”.

Seoane ha señalado que todas las personas son “muy igualitarias” hasta el nacimiento del primer hijo, porque a partir de ahí se obliga a las mujeres a quedarse seis semanas para el cuidado del hijo y a los padres no, algo que ahora empieza a cambiar.

Ha coincidido con Batet en que la AGE “tiene que servir de ejemplo y remover los pilares de la sociedad”. “Creemos que es lo que se está haciendo”, ha añadido.

A pesar de valorar el acuerdo de los permisos de paternidad, CC.OO. no ha firmado el relativo a la bolsa de horas porque “no garantiza la objetividad, y no está definido en los supuestos y la forma de disfrute, además de ser fruto de un acuerdo político y no de la negociación colectiva”, han explicado a Europa Press en fuentes del sindicato.

UGT AGRADECE EL “IMPULSO” DE BATET Y EL PASO HACIA LA IGUALDAD

Desde UGT, el secretario de AGE del sindicato, Carlos Álvarez, ha expresado la “satisfacción” de la organización por la ampliación de derechos para los empleados públicos y la “conquista” de una reivindicación “histórica” del sindicato, con la equiparación de permisos de paternidad y maternidad.

Álvarez ha valorado lo fácil que es llegar a acuerdos cuando hay voluntad política” y ha querido agradecer a Batet el “impulso” dado en la negociación colectiva en el ámbito de la AGE, como “demostró” ya en julio con la firma de las reivindicaciones más prioritarias tras seis años de “injusticia”, los complementos por Incapacidad Temporal y las ofertas de empleo público. Según cálculos de UGT, la bolsa de 5% de horas equivale a 82,1 horas al año.

A su vez, la portavoz de UGT en la comisión técnica de Igualdad de la AGE, Vicky Carrero, cree que el acuerdo será un “ejemplo” para una sociedad que tiene un “modelo patriarcal que relega a las mujeres”, por lo que ve “muy importante” la mayor facilidad para conciliar la vida laboral y familiar. “Es un paso más para avanzar en la igualdad dentro de la AGE para caminar hacia la erradicación de la brecha salarial y del techo de cristal que sufren las empleadas públicas”, ha apostillado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.