Walfran Campos, tío de Patrick Nogueira, el asesino confeso del cuádruple crimen de Pioz (Guadalajara), está convencido de que su sobrino es muy inteligente, “es como si fuera un gran actor” que tiene todo planeado, y espera que en la vista de este lunes, jornada en la que se presentarán las pruebas periciales de forenses y médicos, “esa tontería de que tiene una enfermedad en la cabeza no prevalezca y pague por lo que hizo”.

El tío también de los dos pequeños asesinados por Patrick –Carolina y David–, y hermano del padre de estos, Marcos Campos, se encuentra en España para declarar en el juicio que desde el miércoles se sigue en la Audiencia Provincial de Guadalajara contra el acusado, y está convencido de que lo que dice y hace su sobrino “está todo planeado, premeditado”, y espera que la Justicia española “haga lo que tiene que hacer”.

En declaraciones a Europa Press ha subrayado que, en todo caso, “independientemente de que esté enfermo o no, debe pagar por lo que ha hecho”. Confiesa que es uno de los momentos “más duros” de su vida y que le hubiera gustado hablar con su sobrino porque “tenía muchas cosas que decirle”, pero es consciente de que mientras esté el juicio en marcha no puede hacerlo.

Tiene claro que Patrick consiguió engañar a su familia tras estos crímenes, y también a la Policía Federal de Brasil y a la justicia española pero “ahora lo cambia todo. Para mí es un actor que ya no me engaña”.

Walfran, que pasó muchos buenos momentos con su sobrino jugando al fútbol y compartiendo diversiones, ha confesado que su hermana y madre de Patrick “no se está enterando de todo, ni está buscando, para no sufrir más”.

EN BRASIL “ESTÁN DESTROZADOS”

“En Brasil todos están todos destrozados. Hable con otra de mis hermanas y con mi madre y no está siendo fácil porque la prensa brasileña está publicando muchas cosas y estamos sufriendo mucho, pero es así y tenemos que aguantar y seguir adelante”, ha dicho.

Sí le gustaría saber qué pasó por la cabeza de su sobrino para cometer esa atrocidad pero ha recordado de nuevo que su hermano “no tuvo ninguna oportunidad de defenderse” ni el resto de la familia, y que por ello Patrick “debe pagar por lo que hizo”.

Walfran se ha mostrado también muy satisfecho de “la fuerza” con la que su abogado, Alberto Martín, está defendiendo a su familia.

La vista se reanudará este lunes de nuevo, jornada en la que tendrá lugar el grueso de la prueba pericial con la participación de forenses y médicos, quienes tendrán que pronunciarse sobre el estado mental de Patrick.

Una jornada en la que se presentarán las pruebas forenses sobre los cuerpos de los fallecidos, la causa de las muertes y cómo y con qué se produjeron estas. En principio, está previsto que este mismo lunes concluya la prueba prevista para el juicio, según fuentes vinculadas al caso.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.