El Sindicat d’Estudiants del Països Catalans (SEPC) ha mostrado su apoyo a la profesora del IES Marratxí que repartió lazos amarillos durante el 1 de octubre y ha defendido que se los daba únicamente a aquellos que se lo pedían.

Según ha manifestado en un comunicado, el SEPC leyó en varios centros de Mallorca un manifiesto con motivo de los hechos ocurridos hace un año en Cataluña al considerarlo “antidemocráticos y opresores”.

En casi todos los centros, han añadido, “la respuesta por parte de algunos alumnos fue irrespetuosa y se recibieron quejas de padres, todo y estar dentro del marco legal”.

Desde el sindicato han pedido “el máximo apoyo a la profesora” y han denunciado “la falsa democracia del Estado”, así como reivindicado el derecho a la libertad de expresión.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.