El Senado ha instado al Gobierno a iniciar el requerimiento previo al presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, para aplicar de nuevo el artículo 155 de la Constitución e intervenir la autonomía. La moción, presentada por el PP, ha salido adelante en el Pleno de este miércoles con el apoyo de Ciudadanos (Cs) y de Foro Asturias, 136 votos a favor, tres abstenciones –dos del PP y una del grupo mixto– y 101 votos en contra, el resto de la Cámara.

El portavoz del PP, Ignacio Cosidó, ha defendido la iniciativa con un “doble sentimiento”: una “profunda convicción” de que es necesario aplicar este precepto constitucional en Cataluña, y “cierto escepticismo” ante un Ejecutivo que es “absolutamente dependiente” del apoyo de los independentistas “para los Presupuestos y para su estancia en la Moncloa”.

El PSOE, Podemos y el PNV han rechazado que el escenario actual justifique el empleo de esta medida, mientras que los partidos independentistas catalanes y EH Bildu han reclamado un referéndum de autodeterminación para Cataluña y han tachado la moción ‘popular’ como “un compendio de españolismo rancio y neofalangista”.

El portavoz del PSOE en la Cámara Alta, Ander Gil, ha acusado al PP de estar actuando “como pollo sin cabeza”, de encontrarse “desnortado” y de haberse “echado al monte”. Según él, solo de esta manera se explican la ‘performance’ protagonizada por la portavoz ‘popular’ en el Congreso, Dolors Montserrat, en el Pleno de la semana pasada, las declaraciones de la exministra Isabel García Tejerina sobre los conocimientos de los alumnos andaluces, o la promesa de “un 155 duro” sin importar “si se cumple la ley o no”.

PSOE: “DEMAGOGIA” DE PP, CS Y VOX

Según Gil, la “demagogia” del PP se debe a la competición con Cs y, “ahora, con la extrema derecha de Vox”. El socialista ha recordado al PP que durante su anterior Gobierno se pasó de un 25 por ciento de apoyo a la independencia de Cataluña a un 48 por ciento, y le ha recomendado seguir “la receta” del PSOE: “Los resultados son que la ley se cumple y se hace política”. “Han cambiado el pacto con los constitucionalistas por el pacto con los independentistas”, le ha reprochado por su parte Cosidó.

Por su parte, el portavoz adjunto de ERC en el Senado Miquel Àngel Estradé ha cargado contra el “compendio de españolismo rancio y neofalangista y de autoritarismo inquisidor” que entiende que hace el PP con esta moción. Según él, más de dos terceras partes de la sociedad catalana está a favor de decidir su futuro, por lo que le ha reclamado “cumplir con el mandato de la mayoría, que es “lo único que hace” el presidente Torra.

“Les tengo que decir como catalán que estoy harto de todas estas iniciativas que el PP lleva al Senado”, ha expresado el portavoz del PDeCAT en esta cámara, Josep Lluís Cleries, quien ha pedido a Cosidó que no dé lecciones sobre la Constitución cuando los “padres políticos” de su formación –Alianza Popular– “no la votaron”.

Asimismo, ha rechazado el calificativo de “golpistas” para referirse a los independentistas y ha dicho que “el único golpe de Estado” se dio con la anterior aplicación del 155. Según él, su uso en Cataluña es “la historia de un fracaso, del fracaso del PP”, ya que le dejó sin grupo parlamentario y siendo la última fuerza del Parlamento catalán con el “no rotundo” del conjunto del electorado.

PP: EL ‘PROCÉS’ DAÑA A CATALUÑA

Cosidó ha respondido a los senadores independentistas acusándoles de “causar daño” a Cataluña con el ‘procés’, movimiento que ha señalado como responsable de la salida de “casi 5.000 empresas” de Cataluña, de la calificación de “bono basura” de la deuda catalana, la reducción del “20 por ciento” de los depósitos bancarios o la disminución del “14 por ciento” de la ocupación hotelera”. Además, les ha echado en cara que se mantenga cerrado el Parlamento autonómico y que el Govern de Torra sea “un absoluto desgobierno”.

“Suspenderle la autonomía donde la mitad de su gente pide total autonomía tenía pinta de funcionar. Son ustedes unos ‘cracks'”, ha ironizado la senador de En Comú Podem Maria Freixanet, dirigiéndose a la bancada ‘popular’. La parlamentaria ‘morada’ ha lamentado que el PP no esté “pidiendo perdón” por lo sucedido en Cataluña y ha aseverado que el 15 ni es “positivo políticamente”, ni tiene actualmente “cobertura jurídica” ni contribuye a “solucionar el conflicto”.

El portavoz del PNV en el Senado, Jokin Bildarratz, ha señalado que la moción del PP se basa en “sospechas” y ha criticado que Cosidó no haya hecho “ninguna referencia” a la presunta ilegalidad que está cometiendo el Gobierno catalán para que se justifique la aplicación del 155.

Aunque ha admitido que este precepto no le gusta, ha diferenciado entre la justificación que dio el Ejecutivo del PP para su empleo y las “hipótesis” que plantea ahora el grupo popular en la Cámara Alta. Por otro lado, ha aplaudido la voluntad de diálogo del Gobierno de Pedro Sánchez y ha agregado: “Solo nos toca ayudar y apoyar”.

APOYO DE CIUDADANOS Y FORO ASTURIAS

Los únicos que han apoyado la iniciativa durante su debate han sido el senador de Cs Francisco Javier Alegre –que ha recordado que su formación presentó una propuesta no de ley en este sentido en la Cámara Baja– y la senadora de Foro Asturias, Rosa María Domínguez de Posada.

El senador de Compromís Carles Mulet ha dicho que el Senado es “una vergüenza” y ha cargado contra la Mesa por no permitirle defender una enmienda que había presentado a esta moción. El presidente de la Cámara Alta, Pío García-Escudero, ha afirmado que esta fue rechazada por “la absoluta incongruencia” con la moción debatida, aunque se ha disculpado con el parlamentario de la formación valenciana por no habérselo comunicado en tiempo y forma.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.