NASA/JPL-CALTECH/MSSS

Los ingenieros del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena han enviado comandos al rover Curiosity en Marte para que pase a operar con su segunda computadora.

El cambio permitirá a los ingenieros “hacer un diagnóstico detallado de un problema técnico que ha impedido que la computadora activa del rover almacene datos científicos y algunos datos de ingeniería clave desde el 15 de septiembre”, según un comunicado.

Al igual que muchas naves espaciales de la NASA, Curiosity se diseñó con dos computadoras redundantes, en este caso, se denomina computadora Side-A y Side-B, de modo que puede continuar las operaciones si una experimenta un fallo. Después de revisar varias opciones, los ingenieros de JPL recomendaron que el rover cambiara del lado B al lado A, la computadora que el rover usó inicialmente después de aterrizar.

El rover continúa enviando datos de ingeniería limitados, almacenados en una memoria de corto alcance, cuando se conecta a un orbitador repetidor de señal. Por lo demás está en buen estado y recibe órdenes.

“Pero lo que sea que esté impidiendo que Curiosity almacene datos científicos en la memoria a largo plazo también impide el almacenamiento de los registros de eventos del rover, un diario de todas las acciones que los ingenieros necesitan para hacer un diagnóstico”, admiten desde el JPL, por lo que el intercambio de computadora permitirá que los registros de datos y eventos se almacenen en la computadora Side-A.

LA COMPUTADORA DE REEMPLAZO SUFRIÓ PROBLEMAS EN 2013

Side-A experimentó problemas de hardware y software hace más de cinco años en el sol (jornada marciana) 200 de la misión, dejando al rover sin control y agotando su batería. En ese momento, el equipo cambió con éxito al lado B. Desde entonces, los ingenieros diagnosticaron y pusieron en cuarentena la parte de la memoria del Side-A que se vio afectada para que la computadora esté nuevamente disponible para apoyar la misión.

“Actualmente, estamos seguros de que volveremos a las operaciones completas, pero es demasiado pronto para decir en qué plazo”, dijo Steven Lee, subdirector de proyectos de Curiosity. “Estamos operando en el Side-A a partir de hoy (3 de octubre), pero nos puede llevar tiempo entender completamente la causa raíz del problema y diseñar soluciones para la memoria del Side-B”.

“Pasamos la última semana revisando Side-A y preparándolo para el intercambio”, dijo Lee. “Es ciertamente posible ejecutar la misión en la computadora del Side-A si realmente lo necesitamos. Pero nuestro plan es volver al Side-B tan pronto como podamos solucionar el problema para utilizar su mayor tamaño de memoria”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.