El Rey de España, Felipe VI, ha afirmado este jueves que la cuarta revolución industrial exigirá una “mejor definición y regulación de los nuevos derechos digitales de los ciudadanos, empresas e instituciones”, durante la clausura del XVII Congreso de Directivos de la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos (CEDE) que ha tenido lugar en el Palacio de Congresos de Palma.

En un discurso con alusiones a la creación de empleo, la equidad y calidad social y “el progreso de todos los ciudadanos”, el monarca ha subrayado que la cuarta revolución industrial “podrá suponer una creciente automatización que conlleve aumentos de la productividad y descenso de costes” dentro de “un cambio generalizado en favor de la digitalización”.

Además, el Rey también ha puesto el acento sobre “los riesgos que entrañan las tecnologías cuando dejan de ser meros instrumentos y se configuran como referentes que lo condicionan todo”.

Durante su discurso de clausura del Congreso, que este año lleva por título ‘Claves para crecer en la 4ª Revolución Industrial’, el Rey también se ha referido al turismo, que “viene a reflejar una sociedad abierta y acogedora” y que “también tiene que actualizarse, mediante la incorporación a sus maneras de hacer” de las revoluciones de “sostenibilidad y digitalización”.

Para ello, el monarca ha dicho a los directivos españoles que necesitarán “necesitando ilusión y espíritu” para liderar “el mañana en medio de incertidumbres e inseguridades”. Asimismo, Don Felipe ha subrayado la importancia de que sigan “siendo tenaces, decicidos y con la cláridad estratégica imprescindible para saber qué se puede hacer en cada momento y circunstancia”.

Igualmente, el Rey ha pedido a los directivos de España que ejerzan su “liderazgo” en los nuevos mercados en un contexto de “creciente digitalización de la economía y la vida social” y de lucha contra el cambio climático.

“Siempre he valorado vuestra voluntad de contribuir a la permanente mejora de la competitividad de nuestra economía, y al análisis y debate sobre cómo se relaciona, concretamente, la acción directiva con la contribución a la mdoernización social, y al bienestar y calidad de vida de nuestros ciudadanos y quienes nos visitan”, ha dicho.

Finalmente, su Majestad ha expresado su “certeza y orgullo de saber que España dispone de un excelente plantel de directivos y emprendedores empresariales que serán capaces de liderar el futuro”.

Con este discurso, el Rey Felipe –presidente de honor de la Confederación Española de Directivos– ha declarado clausurado el XVII Congreso Anual de Directivos y Ejecutivos CEDE.

En este acto, ha estado acompañado, entre otras autoridades, de la ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño; la presidenta del Govern, Francina Armengol; y el presidente del Consell de Mallorca, Miquel Ensenyat.

ISIDRO FAINÉ AVISA DE LOS RIESGOS Y RETOS PARA LOS DIRECTIVOS

Por otro lado, en la clausura también ha intervenido el presidente de la Fundación CEDE de la Fundación La Caixa, Isidro Fainé, quien ha alertado de los riesgos y retos del cambio demográfico, las dinámicas políticas, el cambio de modelo energético y el aumento global de la deuda, como tendencias que los directivos españoles deben tener en cuenta.

Fainé ha subrayado que “multitud de negocios se verán afectados” por las “repercusiones de la nueva realidad demográfica”, que afectará también “de manera directa al crecimiento del Producto Interior Bruto y al mercado de trabajo”. Asimismo, ha subrayado que la precariedad laboral “puede acentuar el clima de descontento”.

Además, Fainé ha agradecido al Rey su asistencia y ha dirigido unas palabras a los directivos de Baleares, de quienes ha dicho que se distinguen “por su audacia, iniciando muchos proyectos aun partiendo de cero”.

JOSEP PIQUÉ Y FRANCISCO REYNÉS, ENTRE OTROS PONENTES DE ESTA TARDE

La actitud emprendedora, las tendencias clave del futuro del empleo, la situación geopolítica mundial y la transformación de las organizaciones han sido las materias debatidas en las sesiones de la tarde de este jueves, ante un público formado por 1.500 directivos y 500 jóvenes estudiantes.

Entre otras actividades de esta tarde, el exministro Josep Piqué ha participado en una mesa redonda con un repaso de las cuestiones más destacadas de la situación geopolítica mundial, preguntándose qué debe hacer Europa ante los retos que se le plantean.

El exministro de Asuntos Exteriores ha incidido en que habrá que esperar al resultado de las próximas votaciones del Parlamento Europeo, pero ha avisado de que puede ser la primera vez en la historia que el Parlamento Europeo sea un parlamento euroescéptico y no europeísta.

Asimismo, la última intervención antes del acto de clausura del Congreso CEDE ha sido la del presidente ejecutivo de Naturgy, Francisco Reynés, que ha pronunciado la ponencia ‘La transformación de las organizaciones’.

Reynés ha desgranado los desafíos actuales a los que se enfrentan las compañías en su transformación y adaptación a entornos cambiantes, haciendo especial hincapié en su sector, el energético. “En el escenario actual y al que nos dirigimos es importante asegurar simultáneamente los tres pilares del suministro energético: costes bajos, contribución a los objetivos de mejora medioambiental y fiabilidad del suministro”, ha declarado.

XVII CONGRESO DE DIRECTIVOS CEDE

El Congreso de Directivos CEDE se celebra anualmente desde el año 2000, y este año ha abordado temáticas como los límites éticos al uso de las tecnologías, las estrategias para afrontar la cuarta Revolución Industrial o los grandes retos de uno los pilares clave de la generación de empleo en España, el turismo.

En paralelo al Congreso de Directivos, se ha celebrado el Encuentro de Jóvenes ‘Talento en crecimiento’, dirigido a estudiantes procedentes de universidades, escuelas de negocio y Formación Profesional.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.