El pleno del Parlament ha validado este martes por unanimidad el decreto ley de medidas urgentes con el que el Govern establece las ayudas para los damnificados por las inundaciones del pasado 9 de octubre en el Llevant de Mallorca.

La validación se ha aprobado con 57 votos a favor -uno de ellos telemático- y ninguno en contra. Una vez validado, el PI ha solicitado que el decreto sea tramitado como proyecto de ley, pero la petición ha sido rechazada con 25 votos a favor, 30 en contra y una abstención.

La consellera de Presidencia, Pilar Costa, ha sido la encargada de detallar ante los diputados el contenido y tramitación de las ayudas y los fondos con los que se pagarán. Ha iniciado su intervención con unas palabras de recuerdo hacia las 13 víctimas mortales de la riada y agradeciendo la labor de voluntarios y equipos de emergencia.

ACTUAR “CON CELERIDAD” ANTE CIRCUNSTANCIAS “INSÓLITAS”

La consellera ha justificado la necesidad de optar por la vía del decreto debido a la importancia de “actuar con celeridad” ante circunstancias “insólitas”.
Según ha explicado, este decreto otorga al Govern herramientas que no encontraría en un procedimiento administrativo ordinario; por ejemplo, permite realizar contratación por vía de emergencia.

Igualmente, la consellera y portavoz del Govern ha declarado que el Ejecutivo “no desfallecerá en dar apoyo necesario a los ayuntamientos afectados, y por tanto a todos los ciudadanos del Llevant de Mallorca”.

Costa ha finalizado su intervención diciendo a los parlamentarios que “con el esfuerzo de todos” esperan salir “más fuertes”. “Nuestros ciudadanos lo merecen”, ha declarado.

LOS GRUPOS EXPRESAN SU APOYO UNÁNIME AUNQUE TIENEN “PREGUNTAS”

En el turno de intervenciones de los grupos, las fuerzas políticas del Parlament han expresado su apoyo unánime a la validación del decreto, si bien varios diputados han aprovechado el turno de palabra para plantear preguntas.

Por parte del PP, la diputada Núria Riera ha expresado la preocupación del partido por la agilidad de la tramitación de las ayudas, especialmente las agrarias al ir con cargo a fondos europeos, entre otras consideraciones.

Desde Cs, la diputada Olga Ballester ha reivindicado la presencia de un destacamento permanente de la Unidad Militar de Emergencia (UME) en Baleares y ha reclamado que las ayudas agrícolas puedan llegar también a las explotaciones no profesionales. Asimismo, ha avisado que desde su partido serán “exigentes a la hora de evaluar la actuación del Govern”.

Por parte del PI, el portavoz, Jaume Font, ha querido saber si las viviendas fuera de ordenación podrán acogerse a las ayudas y si se ha planteado un documento que unifique la tramitación de las ayudas. Además, ha abogado por que las subvenciones cubran el 100 por cien de los daños.

Paralelamente, el portavoz de Podemos, Alberto Jarabo, se ha interesado por las condiciones de entidades bancarias para financiar las ayudas y ha acusado al PP de “intentar poner dudas sobre la actuación del Govern”.

Desde MÉS per Mallorca, el portavoz, Josep Ferrà, ha agradecido el “ambiente respetuoso” entre las fuerzas políticas, ha valorado el “trabajo bien ejecutado” por parte del Govern y ha recalcado la necesidad de que las ayudas “lleguen rápido” a los afectados. Por parte de MÉS per Menorca, el portavoz, Nel Martí, ha defendido que la “excepcionalidad” del decreto está “más que justificada”.

Finalmente, el portavoz del PSIB, Andreu Alcover, ha defendido que “la celeridad se ha cumplido con creces” y que con esta vía las ayudas al Llevant “llegarán antes que las de 1989”, en referencia a un anterior episodio de graves inundaciones en la zona.

CONTENIDO DE LAS AYUDAS PREVISTAS POR EL GOVERN

En el apartado de ayudas para particulares damnificados por las inundaciones se recogen compensaciones para daños en las viviendas. Si se trata de una vivienda habitual, serán de 60.000 euros para casos de siniestro total, 30.000 euros para daños estructurales y 10.000 para daños inferiores; y si se trata de una vivienda distinta de la habitual, los importes se reducen un 50 por ciento.

Además, se pagarán 32.000 euros por pérdida de un familiar. Cabe recordar que las inundaciones dejaron un balance de 13 víctimas mortales.

Finalmente, las ayudas para paliar la pérdida o siniestro de vehículos terrestres a motor pueden llegar hasta 6.000 euros. Cuando se trate de una motocicleta, el importe máximo será de 1.500 euros, y será de 500 euros para ciclomotores.

En el apartado de ayudas a empresas y trabajadores, los importes máximos son de 100.000 euros para empresas industriales y hoteles y de 30.000 euros para comercios y otras empresas, incluidos restaurantes.

Se podrá subvencionar la reposición de utillaje, mobiliario y otros elementos esenciales; la reposición de maquinaria y equipos informáticos; los vehículos que sean de uso exclusivamente profesional, y los costes de servicios de suministro eléctrico, teléfono, agua, durante tres meses.

Pueden ser beneficiarios personas tanto físicas como jurídicas titulares de actividades industriales, comerciales, mercantiles y turísticas afectadas por las inundaciones del pasado 9 de octubre. El Govern estima que pueden llegar a unos 50 establecimientos, según datos provisionales.

En el apartado de ayudas para los trabajadores, se incluyen el aplazamiento inmediato de las cotizaciones a la Seguridad Social de autónomos y trabajadores en los próximos seis meses y ayudas para complementar los salarios en el caso de la suspensión de contratos por expediente de regulación de empleo (ERE) por fuerza mayor. En estos casos, se abonará la diferencia entre la prestación por desempleo y el salario que cobraba cada trabajador antes de la inundación.

Pueden ser beneficiarios los profesionales autónomos debidamente registrados a efectos fiscales que hayan sufrido daños o pérdidas de cualquier naturaleza como consecuencia directa de las inundaciones del Levante de Mallorca.

El decreto también prevé ayudas para la reparación de infraestructuras municipales, de hasta un 25 por ciento del coste de las obras de reparación o restitución.
La tramitación de estas ayudas se realiza a través de una comisión evaluadora única, que tomará las decisiones relativas a la admisión de solicitudes de ayuda, las actuaciones instructoras y las propuestas de resolución, que se remitirán a el órgano competente para dictar la resolución correspondiente.

Al margen de estas compensaciones, las ayudas para explotaciones agrícolas se tramitarán como subvenciones con fondos europeos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.