El conseller de Educación y Universidad, Martí March, ha asegurado este martes que el Govern acata aunque no comporte la decisión del Tribunal Supremo que confirma que debe ofertar obligatoriamente la asignatura de Religión en primero y segundo de Bachillerato.

En declaraciones a los medios, March ha avanzado que de cara al curso que viene se ofertará la asignatura de Religión para aquellos que decidan cursarla de forma optativa.
Asimismo, ha explicado que con el curso ya iniciado resultaría “muy complicado” ofrecer la optativa este año ya que, entre otros, implica la contratación de más personal.

“La Religión es un tema que necesita un reflexión a nivel de Estado pero la legislación es la que hay y para el curso q viene ofertaremos Religión como optativa”, ha planteado el conseller.

La Sala de lo Contencioso Administrativo del TS ha confirmado la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB) de Baleares de enero de 2018 en la que se determinaba que la Conselleria de Educación debía ofertar la asignatura de Religión en primero y segundo de Bachillerato.

En concreto, la sentencia del TSJIB que determinaba que la Conselleria de Educación debía modificar el currículo de Bachillerato para que pudiera ofrecerse la asignatura de Religión en primero y segundo curso, y no únicamente en primero, como ocurría hasta ahora.

Así, el TS no ha admitido a trámite el recurso de la Abogacía de la Comunidad y en su auto, contra el que ya no cabe recurso, el alto tribunal señala que la Ley Orgánica de Educación (LOE) obliga a incluir la Religión también en el segundo curso del Bachillerato entre las asignaturas objeto de elección.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.