CC BY-SA 2.0

El fósil de ‘Tylosaurus mosasaurio’ más pequeño jamás encontrado carece de un rasgo característico de la especie, según un estudio que se publica en ‘Journal of Vertebrate Paleontology’.

El fósil, que probablemente sea el de un recién nacido, no tiene el hocico largo reconocible que se suele ver en la especie, lo cual inicialmente dejó perplejos a los investigadores, quienes lucharon por identificar a qué grupo de mosasaurios pertenecía.

Después de examinar y comparar el fósil con especímenes jóvenes de especies estrechamente relacionadas, como ‘T. Nepaeolicus’ y ‘T. Proriger’, que ya tenían narices identificables, los científicos finalmente consideraron que era un ‘Tylosaurus’ joven.

El autor principal, el profesor Takuya Konishi, del Departamento de Ciencias Biológicas de la Universidad de Cincinnati, en Estados Unidos, dice: “Habiendo examinado el espécimen en 2004 por primera vez, también me llevó casi 10 años pensar fuera de esa caja y darme cuenta de qué sucedía realmente: era un bebé ‘Tylosaurus’ aún por desarrollar un hocico de este tipo.

“Durante esos diez años más o menos, también creí que se trataba de un neonato de ‘Platecarpus’, un mosasaurio de tamaño mediano (5-6 m) y hocico corto, no un ‘Tylosaurus’, un mosasaurio gigante (de hasta 13 m) con un hocico significativamente saliente”, añade.

RÁPIDO DESARROLLO DEL HOCICO

La falta de hocico en el espécimen de bebé encontrado sugiere a los investigadores que el desarrollo de esta característica ocurre extremadamente rápido, entre el nacimiento y la etapa juvenil, algo que los estudios anteriores sobre la especie no habían notado.

Konishi además comentó: “Una vez más, nos desafiaron a llenar nuestro vacío de conocimiento al probar nuestra noción preconcebida, que en este caso era que ‘Tylosaurus’ debe tener un hocico puntiagudo, el llamado ‘conocimiento común’.

Y añade: “Como el desarrollo individual y la historia evolutiva están generalmente vinculados, la nueva revelación apunta a la posibilidad de que los ‘Tylosaurus’ adultos de unidades de roca mucho más antiguas hayan tenido un hocico corto similar, algo que podemos probar con futuros descubrimientos”.

Los fragmentos encontrados incluyen un hocico parcial con los dientes y las bases de los dientes, una base de cerebro parcial y una sección de la mandíbula superior con las bases de los dientes. A partir de esto, pueden estimar que el cráneo completo del bebé ha sido de alrededor de 30 centímetros (1 pie) en total. ‘Tylosaurus’ pertenece a uno de los grupos de mosasaurios más grandes conocidos, de hasta 13 m de largo, con el frontal de 1,8 m de ese cuerpo siendo su cabeza. El bebé, por lo tanto, tenía aproximadamente 1/6 del tamaño de un adulto así.

Michael J. Everhart, nativo de Kansas y conservador especial de paleontología en el Museo Sternberg de Historia Natural, en Hays, Kansas, encontró los diminutos especímenes en 1991 en la parte inferior de Santonia de la Tiza Niobrara, en Kansas, que ahora se encuentran en el Museo. El artículo fue coescrito por Paulina Jiménez-Huidobro y Michael W. Caldwell de la Universidad de Alberta, Canadá.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.