El último fin de semana de octubre será “típicamente invernal, con valores más propios de diciembre” que de este mes, como ha adelantado a Europa Press el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Rubén del Campo, que ha añadido que aparecerán las primeras nevadas de la temporada, ya que la cota de nieve bajará a los 600 metros.

Del Campo ha explicado que esta situación es consecuencia de la llegada de “una masa de aire ártico procedente de altas latitudes”, que recorrerá el país de norte a sur y que causará “un acusado descenso térmico” en Península y Baleares, con nevadas en cotas relativamente bajas.

Así, este sábado habrá una inestabilidad generalizada con nubosidad abundante y precipitaciones tanto en la Península como en ambos archipiélagos, con precipitaciones que podrán ser localmente fuertes y/o persistentes y que irán acompañadas de tormentas en el Cantábrico, área de Levante, sierras de Andalucía oriental, y Baleares. En el Cantábrico, podrían también estar acompañadas de granizo.

Mientras, en el suroeste de Castilla y León, Extremadura y Huelva habrá intervalos nubosos y precipitaciones poco probables. En el caso de Canarias, habrá lluvias y chubascos, que serán más probables en las islas occidentales y tenderán a remitir al final del día.

La nieve aparecerá en zonas de la mitad norte peninsular en cotas inusualmente bajas para la estación. En concreto, se situará entre los 1.000 y los 1.400 metros, bajando a 700/900 en el norte peninsular; entre los 1.400 y los 1.800 metros bajando a 700/900 metros en zonas altas de la meseta, norte de la Ibérica y Pirineos; y entre los 1.800 y los 2.400 bajando a 1.000/1.400 en el centro peninsular y sur de la Ibérica.

Otras característica de este fin de semana será el descenso “acusado y generalizado” de las temperaturas diurnas en la Península y en Baleares, que podrá llegar “a los 10 grados de diferencia” en algunos puntos del interior de la mitad norte peninsular, como ha precisado Del Campo. Las mínimas también descenderán de forma significativa, con heladas en zonas altas y páramos de la mitad norte peninsular.

El portavoz también ha hecho alusión al régimen intenso de vientos de componentes norte y oeste en la Península y en Baleares, con intervalos de fuerte en el litoral gallego y rachas fuertes en zonas altas de la mitad norte y centro peninsular, mientras que en Canarias será flojo variable inicialmente tendiendo al régimen de alisios.

Por todo ello, ha señalado que la situación será “más propia del invierno y del mes de diciembre”, y que continuará el domingo, que estará marcado por la posibilidad de precipitaciones localmente fuertes en el tercio norte de la Península, Baleares y Melilla, que serán persistentes en el Cantábrico, y con heladas localmente fuertes en Pirineos así como intervalos de viento fuerte en Canarias, litoral gallego, litoral cantábrico oriental y puntos del litoral mediterráneo.

Ese día, la cota de nieve seguirá bajando y se situará entre los 600 y los 900 metros en el norte de la Península, y entre los 900 y 1200 metros en el sur. El portavoz ha detallado que es probable que se produzcan nevadas en núcleos urbanos como en Burgos o en la sierra de Madrid.

En el caso de las temperaturas, no habrá cambios en Canarias e irán en descenso en el resto de la Península, que será más acusado en su mitad oriental, donde será notable en amplias zonas. “Será otro día más de invierno”, ha subrayado el portavoz de AEMET.

A modo de ejemplo, ha señalado que en Madrid las temperaturas pasarán de 13ºC de máxima y 5ºC de mínima el sábado, a 9ºC de máxima y 2ºC de mínima el domingo; en Burgos, de 10ºC de máxima y 0ºC de mínima el domingo, a 6 de máxima y -2º de mínima el domingo; en Córdoba de 21ºC de máxima y 7ºC de mínima el sábado, a 14ºC de máxima y 4ºC de mínima el domingo; en A Coruña, de 15ºC de máxima y 7ºC de mínima el sábado a 13ºC de máxima y 7ºC de mínima el domingo; y en Barcelona, de 20ºC de máxima y 11ºC de mínima el sábado, a 16ºC de máxima y 9ºC de mínima el domingo.

LLUVIAS AL INICIO DE SEMANA

Además, ha avanzado que “la madrugada del domingo al lunes también será muy fría, con mínimas que podrían llegar a los cero grados en Madrid”. En cualquier caso, el inicio de semana traerá “un leve aumento de las temperaturas”, aunque continuarán las heladas en zonas altas de la Península, localmente fuertes en Pirineos, mientras que el martes la llegada de un frente atlántico traerá “lluvias a la Península y un tiempo más otoñal”.

De todos modos, Del Campo ha indicado que estas precipitaciones “no tendrán el carácter torrencial” de las últimas lluvias sufridas en la Península, sobre todo en el arco mediterráneo. “Será una lluvia más moderada y general, no será una Depresión Aislada en Niveles Altos (Dana)”, ha apostillado.

Así, octubre se despedirá con un frente atlántico que recorrerá la Península de oeste a este, dejando precipitaciones en casi todo el país, aunque el miércoles 31 tenderán a remitir por el noroeste peninsular.

Las precipitaciones podrán ser fuertes en el suroeste peninsular el martes 30 y en el litoral andaluz y en Pirineos el miércoles 31. Además, serán en forma de nieve en áreas de montaña del norte y centro de la Península, en áreas de la Meseta norte y en cotas altas de las sierras de Andalucía oriental, mientras que las temperaturas irán en ascenso.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.