El Ejército de Estados Unidos desplegará más de 5.200 soldados en la frontera con México, algunos de los cuales portarán armas, según ha desvelado este lunes un general de alto rango.

“Creo que el presidente (Donald Trump) ha dejado en claro que la seguridad de la frontera es un tema de seguridad nacional”, ha señalado el general Terrence O’Shaughnessy, jefe del Mando del Norte del Ejército, en una rueda de prensa en Washington.

El propio Trump ha denunciado este lunes que entre los miles de migrantes centroamericanos que componen la caravana que avanza por México hacia la frontera con Estados Unidos hay numerosos pandilleros y ha vuelto a dejar claro que no tolerará una “invasión” del país.

“Muchos pandilleros y algunas personas muy malas están mezcladas en la caravana que se dirige a nuestra frontera sur”, ha subrayado. “Por favor, regresad, no seréis admitidos en Estados Unidos a menos que lo hagáis mediante el proceso legal”, ha recalcado el mandatario.

“Esta es una invasión de nuestro país y nuestro Ejército os está esperando”, les ha advertido en un mensaje en su cuenta de Twitter. Trump ya había dicho la semana pasada que enviaría al Ejército a la frontera para evitar la entrada de los migrantes.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, autorizó la semana pasada el uso de tropas y otros recursos militares en la frontera con México. Funcionarios dijeron entonces que la autorización de Mattis no mencionaba un número concreto de tropas, algo que se determinaría después.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.