Foto: Reuters

Al menos quince personas han muerto y unas 300 han resultado heridas a causa del terremoto de magnitud 5,9 en la escala Richter que sacudió Haití el pasado sábado, según el balance de víctimas actualizado que ha proporcionado este lunes el director de Protección Civil, Jerry Chandler.

En cuanto a los daños materiales, ha indicado que hay 40 casas que han quedado destrozadas en un país donde muchos siguen viviendo en los campamentos provisionales instalados tras el devastador seísmo de 2010.

El nivel de destrucción provocado por terremotos anteriores hizo que el pánico se propagara rápidamente entre la población. Así, un réplica de 5,2 registrada el domingo empujó a los haitianos a las calles.

La primera sacudida tuvo lugar a las 20.10 (hora local) a 19 kilómetros de la localidad de Puerto de Paz, en el norte de la nación caribeña.

El primer ministro, Jean-Henry Céant, ha encabezado este lunes la reunión de la comisión nacional para la gestión de riesgos y desastres naturales, cuyo objetivo es decidir “medidas estructurales” para atender la emergencia.

El presidente, Jovenel Moïse, que ha visitado la ‘zona cero’, ha ordenado al Gobierno que dé prioridad a la atención a las víctimas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.