El Ayuntamiento de Sant Llorenç des Cardassar ha decidido detener este fin de semana todas las tareas de voluntariado organizadas después de las inundaciones para garantizar la seguridad pública y el descanso de los vecinos.

Según ha indicado el consistorio mallorquín en una nota de prensa, también se detiene la actividad de los voluntarios profesionales-carpinteros, obreros, muebles, electricistas, pintores, fontaneros…- tanto a escala particular como en el ámbito de la administración local.

El objetivo es, una vez recuperada una gran parte de la limpieza del pueblo, volver a la normalidad tan pronto como se pueda, evitar posibles aglomeraciones y dejar que los vecinos puedan recuperar su actividad cotidiana “con tranquilidad”.

Desde el Ayuntamiento han vuelto a agradecer “muy sinceramente” todas las muestras de apoyo recibidas, tanto por el trabajo de los voluntarios como por las donacinoes.

“En definitiva, a todas y cada una de las personas que han aportado su granito de arena y han hecho que la recuperación de nuestro pueblo sea, hoy, una realidad que nos permite cerrar esta colaboración”, han agradecido.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.