La Policía Nacional, en una operación conjunta con Europol, ha desarticulado una red criminal dedicada a la trata de personas con fines de explotación sexual formada por quince personas de los que ocho, han sido detenidos en Palma.

Así mismo, se ha procedido a la detención de dos personas más en las Palmas de Gran Canaria y cinco en Alicante.

La organización contaba también con la presencia de miembros activos en Libia y Nigeria que eran lugares de paso obligado en la “ruta africana” que usan para trasladar a las víctimas captadas en la ciudad de Benin City (Nigeria), centrándose en jóvenes pertenecientes a los estratos sociales y económicos más bajos.

También se han sido identificadas cinco víctimas: dos en las Palmas de Gran Canaria y tres  Palma de Mallorca que eran obligadas a pagar una deuda que ascendía a 35.000 euros y, además, estaban sometidas a rituales de vudú-juju bajo la amenaza de sufrir graves daños tanto a ellas como a sus familiares en Nigeria si se atrevían a denunciar a sus explotadores.

Desde octubre del pasado año hasta la fecha, los grupos especializados en este tipo de delito han llevado 536 operaciones para erradicar la explotación sexual, una de las principales formas de explotación de la trata de seres humanos, logrando la detención de 1.219 personas y la liberación de 290 víctimas.

RED ASENTADA EN DIVERSAS PROVINCIAS

La investigación comenzó cuando los agentes tuvieron conocimiento de una red criminal asentada en Las Palmas de Gran Canaria, Palma de Mallorca y Alicante.

Tras diversas gestiones los agentes constataron que la organización estaba perfectamente jerarquizada con un claro reparto de roles y con la finalidad de lograr la explotación sexual de sus víctimas, para lo cual se cometían otros delitos como la falsedad documental con la que lograban el cruce de frontera de las mujeres.

Igualmente, y en una práctica característica de este tipo de organizaciones, los integrantes de la red realizaban rituales de vudú-juju a las mujeres con los que lograban fortalecer los lazos de lealtad de las jóvenes con sus controladores a través del miedo y de posibles represalias por parte de la organización. De este modo, los explotadores se aprovechaban de la situación de vulnerabilidad a la que estaban sometidas las mujeres, obligadas a pagar una deuda impuesta por la organización que en algunos casos ascendía a los 35.000 euros por haber sido traídas desde Nigeria hasta España.

CONNECTION-MAN, ENCARGADO DE RESOLVER LOS INCONVENIENTES DEL TRAYECTO

Los agentes detectaron la presencia de miembros activos en Libia y en Nigeria y constataron que, para el traslado de las víctimas, usaban diferentes rutas por el continente africano. La organización se encargaba de facilitar a las mujeres documentación falsa o indebidamente expedida para el cruce de fronteras, constatando también el uso fraudulento de documentación perteneciente a otras personas usurpando su personalidad.

La red, bajo la demanda de las madames asentadas en Alicante, captaba potenciales víctimas en Benin Ciy (Nigeria) con la falsa promesa de alcanzar una vida mejor en el continente europeo. A continuación eran trasladadas por miembros de la red, los denominados guide-man, atravesando Nigeria, Niger y Libia por ruta terrestre. En determinadas ciudades clave se hallaban los connection-man, encargados de facilitar el paso de las víctimas hasta Libia, hacer los pagos necesarios y resolver cualquier inconveniente que se pudiera producir a lo largo del trayecto.

Una vez en Libia, las víctimas eran internadas en campamentos a la espera de ser llamadas por otro miembro de la organización que las custodiaba y a la vez les gestionaba el cruce a Europa, en este caso vía marítima hacia Italia. Allí eran alojadas en circunstancias penosas en pisos de la organización a la espera de su traslado final hasta España.

PROSTITUTAS EN CONDICIONES HIGIÉNICO-SANITARIAS DEPLORABLES

Una vez en nuestro país, las víctimas eran reubicadas en pisos que utilizaban como dormitorios personales y para su uso con clientes, sufriendo en muchos casos un trato vejatorio, amenazas, maltrato físico y psicológico junto a un continuo control de las ganancias obtenidas en el ejercicio de la prostitución. Los explotadores les imponían largas jornadas de esclavitud sexual, hasta altas horas de la madrugada y en condiciones higiénico-sanitarias deplorables, estando obligadas a entregar el dinero obtenido.

Tras analizar todos los datos obtenidos durante la investigación, de gran dificultad debido al uso de los distintos dialectos africanos, los agentes establecieron un operativo y se realizaron cinco registros: tres en Palma de Mallorca, uno en Las Palmas de Gran Canaria y uno más en  Alicante,  logrando la detención de doce integrantes de la red. Poco después se logró la detención en Alicante y Palma de Mallorca de tres miembros más. En los registros se han intervenido más de 10.000 euros, diversa documentación personal, equipos informáticos como teléfonos, tablets y restos biológicos pertenecientes a rituales de vudú.-juju de las víctimas.

536 OPERACIONES, 1.219 DETENCIONES y 290 VÍCITMAS LIBERADAS

En su lucha contra la trata de seres humanos, los agentes han llevado cerca de 536 operaciones durante el último año, algunas en colaboración con los países de origen y tránsito de las víctimas. Como resultado se han detenido a 1.219 personas vinculadas a organizaciones criminales de trata y explotación sexual, principalmente nacionales de España, Albania, Nigeria y China. En ese mismo periodo, la Policía Nacional ha rescatado a 290 víctimas principalmente de nacionalidad rumana, nigeriana, china y dominicana.

COLABORACIÓN CONTRA LA ESCLAVITUD MODERNA

El teléfono 900 10 50 90 y el correo [email protected], atendidos por policías especializados durante las 24 horas del día, han recibido 2.046 comunicaciones 925 llamadas y 1.121 correos- en el último año. Gracias a ellos, los agentes han recibido informaciones operativas útiles que han permitido iniciar 376 investigaciones relacionadas con el delito de trata de seres humanos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.