Foto: Reuters

El ciudadano búlgaro detenido el martes en Alemania en relación con la muerte de la periodista Viktoria Marinova ha sido imputado por la violación y asesinato de la reportera, según han informado este miércoles las autoridades búlgaras.

El detenido es un joven de 21 años, identificado como Severin Krasimirov y natural de Ruse, la localidad donde se produjo el crimen el sábado, quien huyó hacia Alemania el domingo junto a un amigo y fue detenido por la Policía alemana por indicaciones de la Policía búlgara.

Así ha trascendido de la rueda de prensa conjunta ofrecida a primera hora de este miércoles por el primer ministro del país, Boiko Borisov, el ministro del Interior, Mladen Tsatsarov, y el fiscal general, Sotir Tsatsarov, según informan los medios locales.

El presunto asesino, que era conocido por la Policía búlgara, ha sido identificado gracias a muestras de ADN halladas en el lugar de los hechos. Ahora, las autoridades búlgaras están a la espera de que Alemania proceda a su entrega.

“Hemos recabado muchas pruebas que por ahora sugieren que la persona es culpable. Ha sido imputado en ausencia de dos delitos: violación y asesinato premeditado con extrema crueldad”, ha explicado Tsatsarov durante la rueda de prensa.

“En este punto no podemos decir que el asesinato estuviera relacionado con su actividad profesional. Seguimos trabajando en tods las opciones posibles”, ha precisado el fiscal, según Reuters, aclarando que por ahora la hipótesis más plausible es la de un acto espontáneo.

Marinova, de 30 años y que presentaba un programa en una televisión local, fue violada y estrangulada el sábado en un parque de Ruse. Su asesinato generó una ola de indignación en Bulgaria y fuera del país, ya que la periodista estaba investigando un presunto caso de corrupción relacionado con fondos de la Unión Europea.

Borissov ha defendido que los periodistas en Bulgaria tienen “total libertad para escribir e informar sobre cualquier asunto”. “Hemos hecho todo este trabajo en el plazo de tres días. En el plazo de tres días he leído cosas monstruosas sobre Bulgaria y ninguna de ellas era cierta”, ha lamentado, según Reuters.

La Policía Criminal del estado alemán de Baja Sajonia (LKA) ha confirmado este miércoles el arresto del sospechoso, quien fue localizado el martes por la noche en la localidad de Stade, en el este del país, y detenido poco después, según informa la agencia DPA.

La Fiscalía General de Celle analiza ahora los requisitos para una extradición y solicitará una orden de detención al Tribunal Regional Superior responsable de los procedimientos de extradición.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.