La Guardia Civil  ha procedido a la detención de un joven de 28 años, de nacionalidad española y con antecedentes policiales, como presunto autor de un delito de estafa bancaria al sustraer de la cuenta corriente de un familiar un total de 11.300 euros.

Los hechos han tenido lugar en Puerto Rico-Mogán, Gran Canaria.

Las investigaciones se iniciaron el pasado 26 de septiembre, cuando familiares directos del perjudicado –una persona de muy avanzada edad– denunciaron que durante los meses de agosto y septiembre alguien había sustraído dinero en efectivo a través de cajeros automáticos, domiciliado cargos de telefonía móvil y realizado transferencias bancarias a terceras personas.

Los denunciantes sospechaban que el presunto autor pudiera encontrarse dentro del núcleo familiar, ya que las extracciones de efectivo se habían realizado utilizando una cartilla bancaria que no había sido sustraída.

Iniciadas las gestiones por parte del Área de Investigación del Puesto, se solicitó a la entidad bancaria diversa documentación, y se determinó así la identidad de la persona que había recibido una transferencia, en la localidad lanzaroteña de Arrecife, municipio donde el sospechoso, nieto del perjudicado, se había trasladado a residir recientemente tras iniciar una nueva relación sentimental.

Obtenida esa pista, los agentes centraron la investigación en el ahora detenido, y acreditaron que el mismo –el cual carecía de trabajo y/o medios de vida conocidos– había realizado diferentes viajes en avión entre Lanzarote y Gran Canaria, y pagado también reservas en hoteles de Lanzarote por importes elevados.

Igualmente se pudo concretar que la persona que había recibido la transferencia era familiar directo de la actual pareja del presunto autor y que residían en el mismo domicilio, a pesar de que ambas no compartían los apellidos.

Tras los diferentes indicios obtenidos de la implicación de esta persona en los hechos, fue detenido por la Guardia Civil el pasado 18 de octubre, aprovechando que había regresado durante unos días a su domicilio familiar en Arguineguín, en Gran Canaria.

Una vez detenido, el presunto autor se mostró colaborador y reconoció completamente los hechos, manifestó haberse gastado todo el dinero sustraído en la compra de efectos personales. El detenido ha quedado a disposición del correspondiente Juzgado, en funciones de guardia, de la localidad grancanaria de Maspalomas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.