La Guardia Civil ha detenido a un hombre de 69 años, vecino de Llucmajor, como presunto autor de dos delitos contra la seguridad colectiva.

A principios de septiembre se produjeron en la localidad de Llucmajor dos incendios en fincas privadas, en los que ardieron balas de paja valoradas en más de 10.000 euros. Ambos fuegos, separados por unos escasos dos kilómetros y que se iniciaron con escasos minutos de separación entre ellos, requirieron la movilización de varias dotaciones de Bomberos de Llucmajor y Felanitx hasta altas horas de la madrugada, dada la rápida combustión de los elementos, quedando expuestas las viviendas contiguas y un almacén de reciclaje de residuos muy próximo.

Ante la evidencia de que los incendios habían sido provocados, agentes de la Guardia Civil de Llucmajor iniciaron una investigación, la cual fue estrechando el círculo sobre el principal sospechoso, logrando situar al autor de los hechos en los mismos puntos y a la misma hora donde se habían iniciado los incendios.

Para ello se obtuvieron pruebas gráficas, testifícales y periciales que corroboraron que el acusado se encontraba en los lugares y horas donde se produjeron los fuegos, a los que había llegado con su vehículo en solitario.

En el momento de la detención, portaba en su vehículo cuatro garrafas repletas de gasolina.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.