El Consejo de Ministros ha acordado declarar zona afectada por emergencia de Protección Civil determinadas zonas de Baleares, como son Artá, Capdepera, Manacor, Son Servera y Sant Llorenç de Cardassar, que el pasado 9 de octubre resultaron afectadas por las intensas precipitaciones que provocaron desbordamientos que terminaron con la vida de 13 personas.

Según ha anunciado la ministra portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Ejecutivo, de acuerdo con las valoraciones iniciales, se calcula que la “horrible tragedia” ha dejado 300 casas con graves daños y 190 kilómetros de carreteras de titularidad pública y varios puentes que necesitan reparaciones.

Además, ha reiterado el “firme pesar” por las 13 personas fallecidas y por las decenas de heridos a consecuencia de estas lluvias torrenciales y ha indicado que ya se ha puesto a trabajar con celeridad y mucha responsabilidad para ayudar a las personas que han sufrido la tragedia.

Asimismo, el “trágico suceso” obligó también al desalojo de 117 personas y se han producido cuantiosos daños en carreteras, vehículos, infraestructuras, viviendas, establecimientos comerciales y en algunas explotaciones agrícolas y ganaderas de los términos municipales afectados.

Ante la magnitud de la emergencia, las medidas necesarias para subvertir la grave perturbación de las condiciones de vida de la población, el pleno restablecimiento de los servicios públicos esenciales y, en definitiva, la recuperación de la normalidad en las zonas afectadas, justifican la intervención de la Administración General del Estado, según manifiesta el Gobierno.

En concreto, ha precisado que se tramitarán ayudas económicas para paliar daños personales y materiales, que estarán exentas del pago del impuesto de la renta para las personas físicas (IRPF) y se tramitarán con carácter de urgencia las obras para reparar infraestructuras, que estarán subvencionadas hasta en un 50 por ciento, tanto a administraciones públicas como también a afectados físicos y jurídicos.

De momento, según ha expuesto la ministra, da “idea de la tragedia” el hecho de que se han retirado en esta semana 4.200 toneladas de residuos y calcula que aún quedan otras 700 toneladas pro retirar.

Celaá ha dicho que confía en llegar a una colaboración rápida y leal con la comunidad autónoma de Baleares para poder atender “con la mayor rapidez y eficacia posible” cada caso.

La declaración de Zona Afectada Gravemente por una Emergencia de Protección Civil supone la concesión de ayudas destinadas a paliar daños personales así como daños materiales en vivienda y enseres y en establecimientos industriales, mercantiles, agrarios, marítimo-pesqueros, turísticos y de otros servicios. También se articularán ayudas a las personas físicas o jurídicas que hayan realizado prestaciones personales y de bienes, así como se establecerá un régimen de ayudas para las Corporaciones Locales.

El Acuerdo se ha adoptado a propuesta de los Ministerios del Interior; de Hacienda; de Fomento; de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social; de Industria, Comercio y Turismo; de Agricultura, Pesca y Alimentación; de Política Territorial y Función Pública; para la Transición Ecológica; y de Economía y Empresa.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.