EP

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha anunciado este martes una iniciativa parlamentaria para que el Pleno del Congreso vote si quiere promover una nueva aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña, pues considera que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, está “inhabilitado” por haber apoyado la actuación violenta de los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR).

La iniciativa, que Cs pretende llevar al Pleno del 16 de octubre, no tendría efectos prácticos dado que no es el Congreso, sino el Senado, el que tiene la competencia para aprobar la aplicación del artículo 155 de la Constitución y siempre a instancias del Gobierno, como ya ocurrió el pasado otoño tras el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017.

Por eso, la propuesta de Ciudadanos sólo tendría un valor político para medir el respaldo parlamentario a la posibilidad de volver a aplicar el 155, y en ese sentido ha pedido el respaldo de los partidos constitucionalistas, principalmente, el PP y el PSOE.

En concreto, propone instar al Gobierno a “realizar el requerimiento previo” al presidente de la Generalitat que contempla el artículo 155 y se condenan sus declaraciones llamando a los CDR a “apretar”.

También se llama a condenar las “actuaciones violentas de los comandos separatistas” y se expresa el apoyo a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y a todos los funcionarios que garantizan las libertades en Cataluña, así como a todos los ciudadanos catalanes que, con independencia de su ideología, respetan la Constitución y el Estatuto.

EL “DESGOBIERNO” DE SÁNCHEZ

En rueda de prensa en el Congreso, Rivera ha justificado su proposición no de ley ante el “desgobierno” de Pedro Sánchez, cuya comparecencia ha solicitado en el Congreso y al que ha censurado que esté “desaparecido”, que esté “volcado” en el modo electoral y que esté “ausente” de un lugar de España que este lunes se convirtió en un “territorio sin ley”.

Además, Ciudadanos ha pedido la comparecencia en el Congreso del ministro de Fomento, José Luis Ábalos, para que explique sus palabras acerca de los incidentes del primer aniversario del referéndum son “asumibles” cuando los CDR llegaron a cortar numerosas infraestructuras principales como el AVE a Girona o la carretera AP-7.

Por todo ello, y dado que un presidente que “llama la violencia”, como Torra, no puede seguir siendo jefe del Ejecutivo catalán, Rivera ha subrayado que es necesario que el Congreso mandate al Gobierno a promover la aplicación del 155 en Cataluña para que Sánchez deje de pasar “la mano por el lomo” a un político que quiere liquidar el país y “vuelva a la senda del constitucionalismo”. “Como el Gobierno no está, será el Congreso quien tome las riendas”, ha advertido.

Rivera ha dicho no tener “esperanzas” en que Torra vaya a garantizar el cumplimiento de la ley en Cataluña para insistir en la necesidad de que el Estado le supla con la aplicación del 155 y no “mirar para otro lado” como, a su entender, hace el presidente para mantenerse en La Moncloa.

“No podemos estar permanentemente en una situación donde el Estado está contra las cuerdas”, ha apostillado Rivera, quien ha dicho coincidir con el análisis que sobre Cataluña han hecho los expresidente del Gobierno Felipe González y José María Aznar.

Según ha abundado, es necesario que el Gobierno abra la vía del 155 enviando el correspondiente requerimiento a Torra para, posteriormente, los partidos constitucionalistas puedan sentarse a negociar el cómo y la duración de un precepto constitucional que garantiza los servicios “cuando el gobernante de turno es desleal a la Constitucional”, como es el caso de Torra.

UN CORTE ELECTORAL QUE DEFENESTRE A LOS SEPARATISTAS

Preguntado por la idea lanzada este lunes por el presidente del PP, Pablo Casado, de cerrar el grifo de las subvenciones públicas a partidos como Esquerra Republicana (ERC), el PDeCAT o la CUP por alentar la violencia, Rivera ha respondido que ésa es una cuestión que deben decidir los jueces.

En este punto, ha recordado que existe un mecanismo que, a juicio de Cs, es “mucho más eficaz”, que es que aprobar una nueva ley electoral donde los partidos tenga un mínimo el 3% nacional para estar en el Congreso, lo que dejaría a los nacionalistas e independentistas fuera del arco parlamentario.

De esta forma, ha explicado no sólo se lograría que los separatistas “no condicionen” la política nacional, sino que, además, se cumpliría con un mandato del Parlamento europeo para que los países miembros decidan establecer un corte electoral entre el 2 y el 5%. “Si el PP y el PSOE están dispuestos a rectificar, bienvenidos, pero antes deben hacer autocrítica de sus pactos con los nacionalistas de los últimos 40 años”, ha indicado.

Por último, el presidente de Ciudadanos ha confirmado que su partido se querellará contra los miembros de ERC y el PDeCAT en la Mesa del Parlament por haberse “pasado por el forro” la resolución del Tribunal Supremo al plantear la votación de la suspensión de los diputados dictada por el juez Pablo Llarena.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.