El conseller de Trabajo, Comercio e Industria del Govern, Iago Negueruela, ha señalado este miércoles al término de la reunión mantenida en el Ministerio de Industria con la empresa Cemex, que la cementera “no está por la labor” de sentarse en una mesa de negociación previa al expediente de regulación de empleo (ERE).

No obstante, ha matizado que el representante de la empresa ha anunciado que lo consultará con la matriz europea y que mañana jueves dará una respuesta al ministerio.

En declaraciones a los medios tras la reunión en Madrid, en la que han participado tanto la empresa como los sindicatos, las consejerías de Empleo de Andalucía y Baleares, y la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, el conseller ha indicado que espera que Cemex “se replantee” su posición y haya así una opción de crear “un espacio de discusión”.

Cemex anunció el pasado 16 de octubre el cierre de dos de sus siete fábricas de cemento que tiene en España, en concreto las de Gádor (Almería) y Lloseta (Mallorca). La filial operativa española del grupo Cemex en Europa, Cemex España Operaciones, iniciará así un proceso de reestructuración que afectará tanto a su modelo de organización como a su implantación industrial en España.

Desde la Conselleria han mantenido su oposición al ERE porque según los informes que han podido consultar, la fábrica de cemento de Lloseta es “rentable”, y ha anunciado que si no hay mesa previa al ERE, sí que esperan solucionar dentro del expediente la situación “de una mejor forma que la planteada inicialmente”.

Según ha detallado, el expediente, que sería presentado por la empresa el 7 de noviembre, afectará entre trabajos directos e indirectos a un total de 200 personas en la planta de Mallorca.

Por su parte, el coordinador estatal de UGT de la Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA), y trabajador de la fábrica de Lloseta, Roberto Serrano, ha señalado que ellos platean “la anulación del expediente porque las explicaciones para el cierre de las dos fabricas no son verdaderas”.

Además, ha recalcado que el ERE afectará a 94 empleos directos en Gádor, y en Lloseta a 104 directos. “Afecta a dos fábricas, pero en total a diez centros de trabajo”, ha añadido.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.