EP

El presidente del PP, Pablo Casado, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, volverán a enfrentarse este miércoles en el Congreso tras el rifirrafe que protagonizaron en el mismo escenario la semana pasada cuando el líder ‘popular’ acusó al socialista de ser “responsable del golpe de Estado que se perpetra en España”, un comentario que soliviantó a Sánchez y que le llevó a dar por rotas su relaciones con el jefe de la oposición.

En concreto, Casado va a aprovechar su pregunta a Sánchez en la sesión de control al Gobierno en el Congreso para retar al jefe del Ejecutivo a “romper relaciones” con los independentistas de ERC, PDeCAT o Bildu, como ha anunciado con el PP.

“¿Tiene previsto romper el Gobierno la relación con los partidos secesionistas?”, reza textualmente la pregunta que el líder de los ‘populares’ ha registrado para el presidente.

En el duelo que ambos protagonizaron el pasado miércoles en el Congreso durante la comparecencia de Sánchez, éste anunció que rompería relaciones con el jefe de la oposición si no retiraba el apelativo de golpista que le había dedicado durante su primera intervención.

“¿No se da cuenta de que es partícipe y responsable del golpe de Estado que se perpetra en España?”. Esta fue la frase de Casado que indignó a Sánchez, quien le pidió que la retirara para que no constara en el Diario de Sesiones, a lo que el líder del PP no accedió.

“¿Mantiene esas palabras sí o no? Si las mantiene, usted y yo no tenemos nada más de qué hablar”, le llegó a advertir el presidente en su último turno del debate sobre el último Consejo Europeo y la venta de armas de Arabia Saudí y luego volvió al tema en la sesión de control.

VA DE VÍCTIMA

A última hora de aquel día Sánchez cumplió su amenaza y desde Moncloa se anunció que el Gobierno daba por rotas las relaciones con Casado al considerar que ha “perdido el respeto institucional”.

Y al día siguiente, Casado exigió a Sánchez que rompa relaciones con el coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, y el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y acusó de ir de víctima. También otros dirigentes ‘populares’ le han emplazado a romper con los independentistas.

Entre ellos la portavoz parlamentaria, Dolors Montserrat, quien quiere que la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, explique este miércoles ante el Pleno si el Ejecutivo “conoce lo que piensan los españoles”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.