Foto: Reuters

La alemana Angelique Kerber, número dos del mundo, ha caído en su estreno en las Finales WTA, que se están disputando en Singapur, tras sufrir la remontada de la holandesa Kiki Bertens (1-6, 6-3, 6-4), en una jornada en el Grupo Rojo en la que la estadounidense Sloane Stephens se ha impuesto a la japonesa Naomi Osaka (7-5, 4-6, 6-1).

La germana, vigente campeona de Wimbledon, inició de buena forma la contienda al adjudicarse el primer set con dos roturas en el cuarto y el sexto juegos. De hecho, entre los dos primeros parciales llegó a enlazar siete juegos ganados de manera consecutiva, pero todo se torció a partir del primer quiebre de la neerlandesa para poner el 2-2.

Bertens, número nueve del mundo, volvió a romper el servicio de la alemana en el octavo juego, lo que le valió para igualar el choque antes de iniciar una errática segunda manga para ambas. Siete ‘breaks’ dieron inicio al set definitivo, en el que la holandesa salió victoriosa.

Mientras, Stephens, número seis del ranking WTA, debutó con triunfo ante Osaka, cuarta raqueta mundial. Tras dos ‘breaks’ para cada jugadora, una nueva rotura de la norteamericana en el undécimo juego, confirmada a continuación, le permitió adelantarse en el partido.

La nipona neutralizó el set inicial de Stephens imponiéndose en la segunda manga, en la que quebró en dos ocasiones el saque de su rival. Sin embargo, cedió en un tercer parcial en el que la estadounidense sólo le dejó ganar uno de sus servicios y en el que desperdició las tres bolas de rotura de las que dispuso.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.