Baleares es la segunda región en la que más sube el precio del alquiler en el tercer trimestre, con un ascenso del 6,31 por ciento, según un estudio de pisos.com.

En concreto, la vivienda de alquiler en las Islas en septiembre de 2018 tuvo una superficie media de 148 metros cuadrados y una renta media de 1.179 euros, la segunda más cara de España.

Además, Palma de Mallorca (8,71%) fue la segunda capital española que más creció en el tercer trimestre. Con una renta media de 1.223 euros mensuales, fue la cuarta capital más cara del país.

La mensualidad registrada en las Islas supuso un aumento trimestral del 6,31%, la segunda más intensa del país. Respecto a septiembre de 2017, repuntó un 19,09%, siendo la tercera región que más subió. Mensualmente, aumentó un 0,94%.

Según Ferran Font, director de Estudios de pisos.com, “encontrar un piso que comprometa un porcentaje razonable de los ingresos mensuales se está convirtiendo en la excepción dentro de grandes urbes como Madrid o Barcelona”. El experto indica que “muchos inquilinos renunciaron hace tiempo a vivir en distritos céntricos, pero el problema es que en las periferias también escasean las ofertas con una relación calidad-precio sensata”.

Por otro lado, indica que la extensión de los pisos turísticos es un elemento que anima las rentas al alza. “No son pocos los inquilinos que, en el momento de renovar el contrato, se han topado con una actualización de la renta imposible de asumir, fruto del deseo del casero de poner el inmueble dentro del mercado de alquiler vacacional”, ha comentado Font.

Además del fenómeno turístico, Font añade que “el bloqueo de las licencias de obra nueva y el agotamiento del stock de vivienda de segunda mano traslada la demanda de compra a la de alquiler, un mercado que no alimenta su inventario con la velocidad que debería”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.