Fernando Areal
Foto: EUROPA PRESS

El exgerente del PP balear, Fernando Areal, ha asegurado este jueves durante su declaración como testigo en el caso Over, que investiga el presunto uso de fondos públicos para “beneficiar” a la empresa Over Marketing, que en la sede de su partido había dinero opaco y que si se llevaron a cabo ‘pagos en B’ fue él quien los hizo.

El cuñado de Matas, que ya ha sido condenado por hacer pagos en negro durante la campaña electoral del PP balear de 2007, ha señalado además que cree que el exconseller de Turismo, José María Rodríguez, no hizo este tipo de pagos. “No tuvo que intervenir absolutamente en nada”, ha remarcado.

Asimismo, ha negado que se produjera una reunión entre Rodríguez, el expresidente del Govern, Jaume Matas, y el dueño de Over Marketing, Daniel Mercado. Estas dos afirmaciones supondrían contradecir lo aceptado por Areal en la condena anterior de octubre de 2015.

En su declaración de este jueves, Areal ha dicho que aceptó esta sentencia –por la que se le condenó a una pena de un año y medio de prisión que fue sustituida por una multa– pero solo ha admitido que hiciera pagos en efectivo a Nimbus. Del resto de hechos, ha dicho que aceptar dicha sentencia de conformidad era la mejor manera de acabar con el proceso por los “problemas” que le estaba causando.

Además ha manifestado que si aceptó haber hecho pagos en B a Nimbus, también aceptaría pagos en B a Over por la campaña de 2003.

En la jornada de este jueves también ha declarado como testigo el exdirector general de Comunicación del Govern de Jaume Matas, Joan Martorell, que ha asegurado que no hubiera autorizado el pago a Over de los contratos de la Conselleria de Interior investigados si ya se había pagado por Mediterránea, que era la que se debía encargar de ese tipo de pagos. “No tendría sentido (pagarlos otra vez) si ya se pagaba por Mediterránea”, ha dicho.

Dentro de este caso, Matas ha alcanzado un acuerdo y ha aceptado la comisión de los delitos de fraude a la administración, malversación de caudales públicos y prevaricación y ya ha abonado la parte de la responsabilidad civil que se le pedía, que es de cerca de 10.000 euros.

Matas ha aceptado que la pena de cárcel, que ha sido rebajada a dos años y medio de prisión respecto a la petición inicial, sea sustituida por una multa. Esta será de un total de 18.000 euros. Cuando fue preguntado acerca de si reconocía los hechos y aceptaba las penas, el también ex ministro de José María Aznar dijo que “absolutamente”.

Por su lado, Rodríguez se enfrenta a cinco años de cárcel por malversación en este caso. En su declaración, negó haber hecho “pagos en B”, haberse reunido alguna vez con Mercado, o que el expresidente del Govern, Jaume Matas, le ordenase contratarlo.

El también expresidente del PP de Palma señaló que cree que Mercado –que ha llegado a un acuerdo de conformidad– “mintió” en sus declaraciones y que él no le ha debido “ningún dinero” ni “jamás” le ha “reclamado pago alguno”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.