EP

Los fiscales alemanes investigan a una serie de bancos, entre los que figuran el Santander, el australiano Macquaire Bank y el germano Deutsche Bank, en relación con el presunto fraude fiscal cometido a través de un entramado de compraventa de acciones que el banco español atribuye a “tres empleados que salieron del Grupo hace años”.

La investigación, revelada bajo el nombre de ‘Archivos Cum/ex’ por el medio alemán ‘Correctiv’ con la colaboración entre otros de ‘Reuters’ y ‘El Confidencial’, se centra en las operaciones de compraventa de acciones que de forma presuntamente fraudulenta habrían permitido posteriormente reclamar devoluciones en el pago de impuestos relacionados con el cobro de dividendos.

Consultado por Europa Press, el Santander precisó en una declaración que está colaborando “estrechamente” con las autoridades alemanas y llevando a cabo “su propia investigación interna”.

“Hasta donde sabemos en este momento, el foco central de la investigación afecta a ciertas actividades llevadas a cabo entre 2007 y 2011 por tres empleados que salieron del Grupo hace unos años”, ha explicado el banco.

En este sentido, ha añadido que por el momento la entidad no ha encontrado evidencia alguna de que la alta dirección del banco participara en las actividades que se están investigando o que los órganos de gobierno del Grupo o de sus filiales tuvieran conocimiento de las mismas.

“Banco Santander no tolera comportamientos que no cumplan con las normas, la regulación y los estándares aplicables en los mercados en los que opera”, ha subrayado la entidad, añadiendo que si las investigaciones que están en curso identificaran conductas inapropiadas, “Santander tomará las medidas que considere oportunas”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.