Foto: Reuters

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha asegurado este viernes que los efectos del terremoto y tsunami que sacudieron la isla indonesia de Célebes a finales de septiembre son “devastadores” y “de una magnitud inimaginable”.

Al menos 68.000 viviendas resultaron dañadas por el terremoto y tsunami, que además provocó el desplazamiento de alrededor de 80.000 personas, según un informe oficial de la Agencia Nacional Indonesia para la Gestión de Desastres (BNPB).

ACNUR ha asegurado que la mayor parte de los supervivientes están “profundamente afectados”, pero ha recalcado que siguen adelante gracias a “su gran fortaleza, ayudándose unos a otros y compartiendo sus historias”.

Este viernes la agencia de la ONU ha entregado más de 430 tiendas de campaña en Balikpapan para luego distribuirlas a las familias que se quedaron sin viviendas tras el terremoto y tsunami. Además, en los próximos días entregará un total de 1.035 tiendas de campaña.

Además, ACNUR ha aplaudido los esfuerzos tanto del Gobierno de Indonesia como de los trabajadores humanitarios que durante las últimas tres semanas “han trabajado sin descanso”.

Más de 800 personas murieron a causa del terremoto y posterior tsunami que sacudió la isla. La mayoría de las víctimas se concentraron en la ciudad de Palu.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.