PHOTOGÓMEZ SPORT

El ciclista británico Simon Yates (Mitchelton-Scott) reconoció que “de las etapas que quedaban” la que han disputado este miércoles, con final en el Balcón de Bizkaia, era la que “más miedo” le daba, y se mostró feliz de haber podido mantener el maillot rojo de La Vuelta pese al buen final de Alejandro Valverde, que recortó en ocho segundos su ventaja.

“¿La Vuelta, cosa de dos? No todavía queda mucho por disputar y las diferencias son mínimas. En cualquier caso, no lo veo como si estuviera terminado todo ya”, dijo Yates, que manda en la clasificación general con 25 segundos de diferencia respecto al murciano del Movistar.

Yates comentó el final de etapa, donde sufrió varios ataques. “Si digo la verdad nadie atacó realmente. Valverde lo intentó al principio de la subida, pero tanto Haig como mi hermano Adam estaban ahí para neutralizarlo. Nos hicimos cargo de la situación hasta un kilómetro y medio o dos del final, ahí fue donde López atacó y Adam volvió a neutralizarlo”, indicó.

“Y eso fue todo porque a 750 metros del final Valverde lanzó el esprint, en ese tramo fue donde se produjeron las diferencias”, añadió Yates, que dijo estar “más o menos igual” de fuerzas que la semana pasada.
“Mis piernas funcionaron más o menos igual, pero tendré que confirmarlo luego más adelante. Tengo que confesar que de las etapas que quedaban esta es la que más miedo me daba, Andorra también va a ser difícil pero que se adapta mejor a mis características”, dijo.

Por último, Yates se refirió al tiempo perdido por Nairo Quintana, que parece haberse bajado de la pelea por el triunfo final. “Si le quedan piernas en Andorra saltará más pronto y me complicará algo más la vida, pero creo que un minuto no es mucho, no lo voy a negar, aunque estoy contento”, sentenció.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.