Un conductor de 19 años volcó ayer al intentar esquivar un animal en la carretera de Cabo Blanco.

El accidente tuvo lugar sobre las 21:45 horas, cuando el joven acababa de salir de trabajar y se dirigía hacia su casa.

Según explicó él mismo a los Servicios de Emergencia que le atendieron, un animal de pequeñas dimensiones, probablemente un conejo, se cruzó en su camino y dio un volantazo para evitar atropellarlo, momento en que volcó.

El joven, que dio negativo en la prueba de alcoholemia, fue trasladado hasta un centro hospitalario con diversas contusiones. Por su parte, la Guardia Civil de Tráfico se hizo cargo del atestado.

Así mismo, se desplazó hasta el lugar un equipo de limpieza de carreteras del Consell de Mallorca que se responsabilizó de la limpieza y de la retirada de los restos del accidente que habían quedado sobre la calzada.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.