Una joven de 20 años ha sido detenida por la Policía Nacional como presunta autora de un delito de proposición para cometer un homicidio, amenazas, acoso y obstrucción a la justicia.

La detención se deriva de las denuncias cruzadas entre la joven detenida y su víctima que se interpusieron a principios de junio a raíz de una disputa entre ambas.

Al parecer, la riña se inició por un episodio acaecido en un bar relacionado con unas tostadas que una de ellas solicitó (no se han dado a conocer los detalles al respecto) y que derivó en una serie de amenazas y agresiones reiteradas con el fin de que la víctima abandonaran el barrio del Rafal, donde residen ambas.

La violencia empleada por la joven fue aumentando periódicamente y con más intensidad desde que la joven agresora tuvo conocimiento de que los hechos habían sido denunciados, momento en que de las amenazas pasó a la agresión física de un familiar de la víctima y a un intento de atropello.

Igualmente, la víctima fue informada por los vecinos de que la joven merodeaba por los alrededores de su domicilio junto a varias personas, lo que provocó que cambiara de domicilio y tuviera que recibir tratamiento ante la ansiedad y el miedo que le causaba la situación.

Dinero, drogas y hasta un chalet para quien agrediera o matase a su víctima

Personas cercanas a la víctima tuvieron conocimiento que la detenida había enviado diversos mensajes a través de una aplicación de mensajería instantánea, con las características físicas y domicilio de su víctima, para que la agredieran e incluso llegaran a matarla, ofreciendo por ello droga, dinero y hasta un chalet.

Al tener conocimiento de estos hechos, y tras realizar las oportunas investigaciones, agentes del Grupo de Policía Judicial de La Comisaría de Distrito Centro de la Policía Nacional procedieron a la detención de la joven como presunta autora de varios delitos entre los que figura proposición al homicidio, acoso, amenazas y obstrucción a la justicia.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.