Una brutal agresión de un joven a su pareja ha derivado en una pelea campal en la calle Joan Miró de Palma, en un punto próximo a la Plaza Gomila.

Sobre las 4:15 horas, una patrulla de la Policía Local se ha topado con una virulenta pelea en la que participaban unas veinte personas, todas ellas de origen sudamericano. Tras solicitar refuerzos, los agentes han intervenido.

Según han podido esclarecer, la pelea se ha iniciado cuando un grupo ha visto a un chico golpear brutalmente a su novia y han querido ayudar a la chica.

El agresor, sin embargo, lejos de cesar en su actitud ha cogido una botella y se la ha roto en la cabeza a uno de ellos. Se ha iniciado así una trifulca a la que se ha ido sumando gente y que ha acabado en una pelea multitudinaria.

Tras lograr calmar los ánimos, los agentes han procedido a detener al agresor de la chica y del otro joven pero un amigo de este último ha empujado entonces a uno de los policías y le ha propinado un fuerte puñetazo al detenido para luego salir corriendo.

Sin embargo su huida ha tenido poco recorrido porque otros agentes, que ya habían llegado al lugar, han salido tras él y también lo han detenido (entre otras cosas, por atentado contra un agente de la autoridad).

También se han personado en el lugar dos ambulancias. La chica ha tenido que ser atendida de un fuerte ataque de ansiedad que apenas le permitía respirar mientras que el joven golpeado con la botella tenía una gran brecha en la cabeza por la que sangraba profusamente. Ambos han tenido que ser trasladados hasta un centro hospitalario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.