Un centenar de voluntarios convocados por Decathlon y coordinados por el Grup Balear d’Ornitologia i Defensa de la Naturalesa (GOB) han realizado este fin de semana una jornada de trabajo en Cala Torta y Cala Mitjana para retirar residuos acumulados.

En total, se recogieron un total de 214 kilos de residuos que fueron seleccionadas para su reciclaje (envases, vidrio, papel, rechazo) más una cantidad importante de residuos voluminosos, que serán transportados y depositados en el punto verde de Artà gracias a la colaboración del Ayuntamiento.

Durante la jornada se recordó a los participantes el grave problema de los residuos en el mar y en la costa, especialmente en el caso de los plásticos debido a su gran persistencia (una botella de plástico tardará unos cinco siglos en descomponerse).

Desde el GOB, han destacado la gran cantidad de pequeños pedazos de plástico, producto de la fragmentación de envases y han recordado la grave problemática de los microplásticos, que afectan al sistema digestivo de muchos animales marinos y que se acumulan en las cadenas alimentarias.

Asimismo, han destacado que siendo un tramo de litoral lejos de núcleos urbanos, la cantidad de residuos llegados por mar es en este caso minoritaria. De esta manera, destacaron por volumen los envases y todo tipo de desechos abandonados por los bañistas y visitantes de las calas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.