Foto: Reuters

Tres personas han sido imputadas este viernes en Eslovaquia por el asesinato premeditado del periodista de investigación Jan Kuciak y su novia, que generó una ola de protestas en el país y provocó la caída del Gobierno.

Kuciak había investigado entre otras cosas un caso de fraude que implicaba a empresarios con vínculos políticos y los supuestos vínculos de la mafia italiana con empresarios en Eslovaquia. Un fiscal dijo en marzo que el asesinato probablemente había sido ordenado en relación con la labor de Kuciak.

Ahora está previsto que el fiscal del Estado pida al juez que permita que los sospechosos permanezcan bajo custodia, ha informado la portavoz de su oficina.

Los sospechosos fueron detenidos en una redada este jueves por la mañana. Otras otro personas detenidas en esta misma operación fueron puestas en libertad, ha precisado la portavoz.

El último artículo de Kuciak, publicado tras su muerte, informaba de un italiano que vivía en Eslovaquia y que tenía antiguas relaciones empresariales con dos eslovacos que posteriormente trabajaron para la oficina del entonces primer ministro Robert Fico.

Ambos eslovacos dimitieron, pero niegan estar vinculados con el asesinato. Su antiguo socio italiano también ha negado estar relacionado con la mafia y el asesinato, pero fue detenido en marzo por una orden de arresto por tráfico de drogas y extraditado a Italia en mayo.

Semanas de protestas culminaron con la renuncia del primer ministro Fico y su ministro del Interior, Robert Kalinak, así como el jefe de la Policía, Tibor Gaspar. Sin embargo la coalición de tres partidos liderada por Fico ha seguido en el poder Peter Pellegrini al frente, el cual procede del partido Smer que sigue liderando Fico.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.