Ha comenzado septiembre y con ello el glamour de los eventos a lo largo y ancho de nuestra piel de toro. Y una de las primeras protagonistas en abrir el curso ha sido Sara Carbonero. Afindcada den Oporto desde hace cuatro años junto a su familia, la periodista se desplaza hasta la península para sus compromisos profesionales. Imagen de Polaroid la que fuera periodista deportiva de Telecinco ha querido desvelar que echa mucho de menos a sus compañeros de profesión y aquel mundo pero asume y vive feliz la época que vive, valga la redundancia actualmente.

P: ¿Echas de menos Madrid y el Periodismo?

SC: Volver a Madrid, no. Del mundo del Periodismo echo de menos a los compañeros, la redacción. Cuando veo todo el día el info, cuando hablo con mis compañeros de deportes, que hablo mucho porque gracias a Dios no hemos perdido contacto,… pero el periodismo en sí, no porque escribo cosas, intento estar conectada a través de las entrevistas con la revista Elle. He encontrado otra forma de comunicar a través de Instagram que nunca lo habría creído porque yo era súper reacia a las redes sociales. Pero al final es una manera de hacer llegar tus mensajes con más o menos obviedad, pero yo lo uso para ello. Echo de menos la rutina, a tu pregunta. Echo de menos despertarme, irme 6-7 horas aun sitio y estar ahí con la actividad de la redacción.

P: ¿Y la televisión?

SC: Sí, pero no es que diga ‘quiero volver ya’. Yo ahora me aplico que hay tiempo para todo.

P: ¿Crees que se vive demasiado pendiente a la tecnología?

S.C: Totalmente. Cada día más y más. Y yo no sé en qué va a acabar esto. Es una de las cosas que más me preocupa en el tema niños, que ya no sé dónde vamos a llegar. Ellos tienen la suerte de haber nacido con esto inventado y pueden aprender a gestionarlo. Nosotros es que nos lo encontramos así y nos hemos vuelto un poco locos yo creo. También hay una cosa que está haciendo mucho daño que la gente piensa que la vida es Instagram, y que lo que ve de ti es así, que entre foto y foto no pasa nada. Yo creo que por ahí hay que tener un poco de cuidado. Este es un tema muy largo de conversación. Pero mira, yo no me enteré entonces en esa hora no sé qué estaba haciendo.

P: En eso a lo mejor han influido el haber formado una familia, haberte casado… ¿Influye a la hora de pensar que lo profesional puede esperar?

SC: No, porque de verdad que no siento que haya renunciado, es que estoy haciendo otras cosas. Por ejemplo este tipo de colaboraciones como la de hoy, con marcas siempre intento que tengan algo más, vincularme a causas que me gustan, que de repente pueda surgirme un viaje… Yo no considero que haya renunciado a nada. Lógicamente he cambiado de país, hay cosas que no puedo hacer. La familia me ayuda, al tener dos niños no me puedo aburrir. Pero estoy en una etapa preciosa para disfrutar de ellos.

P: Comentabas con la doctora que no descartas hacer un viaje, colaborar y meterte en causas relacionadas con los peques…

SC: Sí, al final he abierto el abanico. Lo que más me interesa ahora del mundo son cosas sobre los niños. Entonces de manera natural van surgiendo un tipo de colaboraciones o de actividades que tienen que ver con eso porque es lo que ahora mismo más me llena. Y lo he descubierto a raíz de tener los dos niños. Hay muchas mamás demandando información, somos un mar de dudas siempre, sobre todo las primerizas. Toda información dedicada al mundo de la maternidad es poca.

P: ¿Cómo es el día a día de Sara?

SC: Muy normal. Me despierto, llevo a los niños al cole, intento hacer un poco de deporte, luego me pongo en el ordenador con las cosas, las entrevistas, hago unas llamadas…

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.