EP

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido su política migratoria, que ha calificado de “coherente”, después del acogimiento de los migrantes del ‘Aquarius’ en el mes de julio y las expulsiones de 116 personas en 24 horas tras saltar la valla de Ceuta el pasado 22 de agosto.

“Con este gobierno no llegó la migración, llegó la política migratoria que no existía hasta entonces y ha sido coherente”, ha asegurado Sánchez en una entrevista en la Cadena Ser recogida por Europa Press al ser preguntado sobre si la posición del Gobierno en esta materia es la puesta en práctica a principios de verano con el acogimiento del ‘Aquarius’ o la de las devoluciones en frontera.

Según Sánchez, “el primer ‘Aquarius’ supuso un llamamiento a Europa para decirle que este era un asunto europeo y, el segundo, supuso, de facto, el reparto de los migrantes”. En este sentido, ha hecho hincapié en el acuerdo en el que trabaja España con otros “once o doce países para institucionalizar y sistematizar el reparto de migrantes que lleguen a la UE”.

“MARRUECOS ES UN PAÍS SEGURO”

En cuanto a las expulsiones en la frontera, el jefe del Ejecutivo ha recordado que “Marruecos es un país seguro con el que colabora España” y en el que “es fundamental el control de la inmigración” y ha admitido que, aunque España necesita migración por el envejecimiento de la población, ésta “debe ser legal y ordenada”.

“Lo que podemos aceptar son actos violentos de asalto a la valla y, precisamente, de ataque a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”, ha concluido.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.