El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha confirmado este miércoles la voluntad del Ejecutivo de limitar lo que considera un uso “extensivo” de la clasificación de documentos como secreto oficial y el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, le ha retado a demostrarlo agilizando la reforma de la ley que lleva dos años varada en el Congreso.

“Estamos de acuerdo en reformar ley de secretos oficiales, creemos que es una legislación que proviene del periodo preconstitucional”, ha asegurado Sánchez en el Pleno del Congreso durante la sesión de control al Gobierno, donde ha mostrado su convicción de que los grupos parlamentarios podrán llegar a un acuerdo sobre los plazos de desclasificación de los documentos o las excepciones que deben aplicarse por seguridad nacional.

Además, ha confirmado que el Gobierno está estudiando que el primer paso sea autorizar la consulta de los documentos que se guardan en el Archivo General Militar de Ávila, algo que no ha contentado al PNV, que le ha pedido que vaya “más allá”.

En este sentido, el jefe del Ejecutivo ha recordado que ahora se va a modificar en el Parlamento la ley de Memoria Histórica, donde cree que los partidos pueden alcanzar un “consenso global”. “Déjese de comisiones de la verdad y abramos los archivos”, ha pedido Esteban, que ha recordado que el PNV presentó hace ya dos años una proposición para reformar la ley de secretos oficiales y la iniciativa se encuentra aún parada en la ponencia que debe discutir su articulado.

El portavoz del grupo vasco ha recordado que la ley de secretos oficiales data de 1968 y después hay dos acuerdos, de 1986 y de 2010, que hacen de ella una interpretación “abusiva e intensiva”; por lo que ha pedido a Sánchez que derogue estas dos normas y facilite la reforma de la ley.

Esteban cree que se debe facilitar a los historiadores e investigadores la consulta de todos los documentos hasta ahora secretos para que luego ellos “escriban su visión”, ante el convencimiento de que “a una visión general seguro que no se llega”. “Abramos los archivos y que luego los investigadores con esos documentos escriban”, ha insistido.

ABIERTO A DEBATIR PLAZOS Y EXCEPCIONES

Las enmiendas presentadas por los grupos parlamentarios alargan las primeras desclasificaciones de documentos que están hoy declarados secretos hasta los años 2023 o 2028, algo que tampoco ve con buenos ojos el PNV, que cree que este asunto tiene que agilizarse todo lo posible.

En este sentido, Sánchez se ha mostrado abierto a “debatir” y acordar un plazo de clasificación o excepciones. “Si lo hacemos bien estoy convencido de que podremos garantizar y conjugar la defensa de los intereses generales y también contribuir a la recuperación cabal de nuestra historia y el conocimiento de los asuntos públicos”, ha aseverado.

El presidente del Gobierno ha subrayado en que el Congreso cuenta con una mayoría que comparte que el recurso “extensivo o intensivo” del secreto oficial “no tiene ya sentido” y por tanto ha insistido en la necesidad de incorporar “transparencia” al conjunto de archivos de la administración.

VOCACIÓN DE TRANSPARENCIA

En este marco ha asegurado que se mueve el PSOE, cuya postura ha distinguido de la de los “grupos conservadores”. “El Gobierno de España tiene vocación de ser transparente y dar pasos para amoldar esta importante ley a los tiempos y exigencias democráticas de este momento”, ha garantizado.

Además, Sánchez ha comparado la situación de España con la de los países de su entorno y ha recordado que todos ellos disponen de normas para proteger la información que puede afectar “gravemente” a la seguridad del Estado y la defensa de sus intereses generales.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.