Foto: Reuters

Las autoridades de Rusia han tildado este jueves de “inadmisibles” las acusaciones de Reino Unido contra Moscú por el caso Skripal, un día después de que fueran imputados dos ciudadanos rusos por el intento de asesinato del ex espía ruso y su hija en un ataque en marzo en Salisbury.

“Para nosotros es inadmisible toda acusación contra las autoridades rusas”, ha dicho el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, quien ha reiterado que “Rusia no tuvo ni tiene nada que ver con los eventos en Salisbury”.

“Rusia no está involucrada de ninguna manera”, ha dicho, al tiempo que ha añadido que para poder verificar las identidades de los imputados por parte de los fiscales de Reino Unido “es necesaria una solicitud británica”, según ha informado la agencia rusa de noticias Sputnik.

Las palabras de Peskov han llegado horas después de que el Gobierno de Reino Unido resaltara que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, es responsable “en última instancia” del ataque contra los Skripal.

El ministro de Seguridad británico, Ben Wallace, ha dicho en declaraciones a la emisora de la BBC que Putin tiene responsabilidad “como presidente de Rusia”.

Así, ha recalcado que “es su Gobierno el que controla, financia y dirige a los servicios de Inteligencia militar”. “En última instancia es responsable, ya que es líder del Estado”, ha zanjado.

Wallace ha manifestado además que las autoridades británicas “mantendrán la presión” sobre Rusia en el Consejo de Segurida dde Naciones Unidas “para decir que el comportamiento que se ha visto es totalmente inaceptable”.

LAS IMPUTACIONES

Los fiscales británicos imputaron el miércoles a Alexander Petrov y Ruslan Boshirov como los responsables del intento de asesinato de los Skripal, que pasaron semanas ingresados tras ser atacados con Novichok, y emitieron órdenes de arresto europeas en su contra.

Posteriormente, la primera ministra británica, Theresa May, apuntó que los dos sospechosos serían oficiales de los servicios de Inteligencia del país centroasiático.

“No se trató de una operación solitaria”, sostuvo en declaraciones ante el Parlamento, antes de resaltar que los sospechosos son agentes del servicio de Inteligencia Militar (GRU).

En respuesta, el asesor del Kremlin para Asuntos Internacionales, Yuri Ushakov, expresó la sorpresa de Moscú con el anuncio realizado por Londres. “No entiendo para qué lo hizo y qué señal nos envía el Reino Unido, resulta difícil comprenderlo”, dijo, antes de asegurar que esos apellidos “no le suenan”.

Reino Unido ha acusado a Rusia de estar detrás del envenenamiento con gas nervioso Novichok de Skripal y su hija el pasado mes de marzo en Salisbury, una localidad inglesa. Moscú ha negado en todo momento su implicación y ha solicitado a Londres cooperar en la investigación y poder ofrecer apoyo consular a Yulia Skripal, quien es ciudadana rusa.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.