RAÚL TERREL

El actor Robert Pattinson voló hasta nuestro país con motivo del Festival de Cine de San Sebastián. A diferencia de muchos de los actores internacionales, el protagonista de la saga Crepúsculo, entró rápidamente al hotel María Cristina en el que se hospedan todas las estrellas y prefirió no acercarse a sus fans a pesar de la insistencia.

A diferencia del recibimiento que tuvo los pasados días el actor Ryan Gosling, el de Pattinson no fue del todo bueno. Luciendo una gorra que cubría su cabeza y gafas de sol, el intérprete salió del coche e hizo caso omiso a los allí reunidos. Aunque en un principio sus seguidores enmudecieron, minutos más tarde ya se oían varios abucheos. Dentro del lujoso hotel le esperaban sus padres, Richard y Clare, quienes llegaron horas antes para apoyar a su hijo durante su paso por el festival.

El intérprete británico se encuentra en la ciudad de San Sebastián con motivo del estreno de la película High Life, dirigida por Claire Denis. Robert comparte protagonismo en este film con Juliette Binoche y Mia Goth.

Que no cunda el pánico, pues hoy mismo El Festival de Cine de San Sebastián acoge la presentación del largometraje y por la noche tendrá lugar la alfombra roja en el Kursaal, por lo que los seguidores de Pattinson tendrán oportunidad de verlo en diferentes puntos de la ciudad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.