Foto: Reuters

El activista ruso Piotr Verzilov, miembro del grupo Pussy Riot, se encuentra en estado grave. “Creemos que ha sido envenenado”, ha informado el grupo, que saltó a la fama en 2012 por protestar en un templo religioso contra el presidente de Rusia, Vladimir Putin.

Verzilov, de 30 años, fue detenido tras interrumpir en julio junto a otras tres compañeras de Pussy Riot la final del Mundial de fútbol en Moscú. Además, también participa en el portal de noticias Mediazona, en el que se denuncian violaciones de Derechos Humanos dentro del sistema penitenciario.

“Nuestro amigo, hermano, camarada Piotr Verzilov está en reanimación. Su vida corre peligro. Creemos que ha sido envenenado”, ha contado el grupo en su cuenta de Twitter.

El director de Mediazona, Sergei Smirnov, sin embargo, se ha limitado a confirmar que Verzilov se encuentra en el hospital y ha afirmado que nadie sabe aún cuál es su diagnóstico.

Según su novia, Veronika Nikulshina, el activista fue evacuado el martes al hospital después de que comenzase a perder la vista y las capacidades motoras y de habla, informa el portal de noticias Meduza.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.