El PSOE, junto con PP y Ciudadanos, ha registrado en el Congreso una enmienda a la Ley de Propiedad Intelectual en la que se propone que el cierre de páginas web que hayan incumplido de forma reiterada esta norma no requiera de una autorización judicial. El apoyo de las formaciones lideradas por Pablo Casado y Albert Rivera a esta iniciativa garantizan que pueda salir adelante en la Cámara.

El texto que proponen las tres formaciones indica que “la ejecución de la medida de colaboración dirigida al prestador de servicios, con independencia de cuál sea su naturaleza, no requerirá la autorización judicial prevista en el artículo 122 bis de la Ley reguladora de la Jurisdicción Contencioso-administrativa”.

Esta medida supondría dejar en manos de la Sección Segunda de la Comisión de Propiedad Intelectual, la conocida como Comisión SINDE, el cierre de estas páginas. Es decir, de un órgano ejecutivo y no de uno judicial.

PODEMOS VOTARÁ EN CONTRA

Esta medida ha recibido las críticas por parte de Unidos Podemos. Su portavoz de Cultura, Eduardo Maura, ha asegurado que su grupo parlamentario no votará a favor de estos cambios en el artículo 195, un texto que, según ha explicado, es “ya de por sí muy delicado” y cuya redacción “no era clara” ya en la anterior normativa. Maura advierte que este artículo “tiene consecuencias importantes en materia de multas y sanciones”.

“Defendemos el primado de la vía judicial para resolver los conflictos que de hecho se dan y que la justicia tenga más recursos en la materia. Así podrá fallar antes y con más garantías”, ha explicado el diputado ‘morado’.

Precisamente, un exdiputado del grupo confederal en la anterior legislatura, David Bravo, ha iniciado una campaña de protesta a través de Twitter. A través de varios mensajes ha explicado que esta propuesta de eliminar el control judicial para cerrar webs se frenó en 2011 porque “era una píldora demasiado grande para nuestras tragaderas”. Para Bravo la decisión tomada ahora por PSOE, PP y Ciudadanos se puede deber a que ahora creen que la ciudadanía tiene “las tragaderas mucho más anchas”. “No se equivocan”, ha apuntado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.