La tenista checa Karolina Pliskova se ha proclamado este domingo campeona del torneo de Tokio, puntuable para la WTA y disputado sobre pista dura, después de vencer en la final a la reciente ganadora del US Open, la japonesa Naomi Osaka (6-4, 6-4).

Así, Pliskova, de 26 años y número ocho del mundo, se adjudica el undécimo título de su carrera deportiva. Es, además, el segundo del año tras el logrado en Stuttgart (Alemania).

La checa mantuvo intacto su servicio en la hora que duró la contienda; una rotura en el quinto juego del primer set y otra en el noveno del segundo le bastaron para ganar la final.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.