El ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, ha comparecido ante la prensa para dar explicaciones sobre las informaciones que le atribuyen una sociedad patrimonial para eludir impuestos y ha asegurado que le recomendaron realizarla, que ha liquidado todos los impuestos y que no se trata de una “cuestión de ética” constituir una sociedad para comprar un inmueble.

El ministro ha añadido que ha hablado con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, le ha explicado que su caso no es como aquellos a los que el ahora jefe del Ejecutivo hizo mención en 2015 cuando aseguró que si alguien tributase menos con una instrumental estaría fuera del Gobierno, y que Sánchez le ha dado todo su apoyo. “No ha habido ahorro real de impuestos en absoluto”, ha asegurado.

Además, ha negado que Hacienda le haya investigado ni que le haya hecho ningún requerimiento por la constitución de la sociedad inmobiliaria.

Según publica este jueves ‘OK Diario’, Duque habría adquirido un chalé de lujo en la localidad alicantina de Jávea a nombre de la sociedad patrimonial Copenhague Gestores de Inmuebles S.L. La esposa de Pedro Duque, María Consuelo Femenía, embajadora de España en Malta, figura junto al ministro como administradores solidarios de la sociedad patrimonial, que supuestamente no tiene personal contratado y está destinada únicamente a la administración de bienes patrimoniales.

Duque ha comenzado su comparecencia antes decenas de periodistas advirtiendo de que le “fastidia hablar de cosas personales en público”, aunque entendía que debía hacer una excepción. “No es necesariamente un buen día, incluso esta mañana me ha dado un susto un perro mientras estaba corriendo”, ha expresado al inicio de su intervención.

Durante la comparecencia, Duque ha explicado que él y su mujer constituyeron la sociedad cuando la vivienda de Jávea ya era propiedad suya y que lo hicieron asesorados por “un notario” o “alguien” en 2005, en tiempos en que el Gobierno estaba promocionando, en “tiempos de la burbuja”, esta fórmula de adquisición de vivienda, ya que tenía “ciertas ventajas” en la situación de ambos, que entonces vivían en el extranjero.

“Es completamente legal, estoy al corriente de todas las obligaciones fiscales y no veo donde se puede interponer ninguna cuestión de ética”, ha resumido Duque, que además ha añadido que “todos los años” se firman las cuentas, que “cada mes” se da cuenta de la utilización de la casa, y que la sociedad “ha liquidado sus impuestos de sociedades”.

El ministro ha reiterado que “los únicos ingresos” que tiene la sociedad son los que corresponden a los años en que el matrimonio, por encontrarse en el extranjero, alquiló la vivienda de Jávea a terceros.

Duque también ha explicado que uno de los motivos que le impulsaron, junto a su mujer, a crear esta sociedad, fue evitar problemas a sus hijos en caso de accidente: “Pensamos sin pensarlo o sin querer pensarlo en que si a la mamá le pasaba algo en Turkmenistán o a papá le explotaba el cohete, a lo mejor teniendo la sociedad, tendríamos menos problemas”, ha precisado.

A pesar de las “ventajas” de constituirla, ha dicho que “no fue tan buen consejo” hacerlo porque les costó “mucho dinero”. Sin embargo, el ministro ha admitido que también registró en la sociedad otra vivienda de Madrid por las circunstancias especiales de su familia cuando residía en el extranjero.

“EL CASO NO ES NI PARECIDO” AL DE HUERTA O SORIA

Preguntado sobre la analogía de su caso con el de los exministros Maxim Huerta y José Manuel Soria, ha sido tajante: “Lo que no veo es que esto sea similar a nada”. Para el ministro, el “problema” estaría en que algún ingreso que le corresponde a una persona física se facturasen como sociedad. “Es ahí donde hay que mirar, pero como no ha sucedido, el caso no es ni parecido”, se ha defendido. E insiste: “Eso es algo que no hemos hecho”.

Antes de concluir la rueda de prensa, el ministro se ha negado a presentar “pruebas” del “autoalquiler” porque al ser ellos mismos los que residen momentáneamente en la vivienda, no es necesario que haya un “contrato registral”, según ha explicado.

“Son papeles internos de la sociedad, una vez hayamos dejado de lado el hecho de que haya una analogía, todo lo demás ya sobra”, ha expresado Duque, que ha subrayado que no se plantea disolver la sociedad porque supondría “un montón de dinero cambiar la propiedad de las casas”.

Al final de la comparecencia, varias personas del Ministerio han aplaudido a Duque mientras abandonaba la sala rumbo a Bruselas, donde participará en el Consejo de Competitividad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.