Operación Triunfo

Solo ha pasado una semana desde que comenzara Operación 2018 y la emoción ya está a flor de piel. Esta noche los concursantes se enfrentan a las primeras nominaciones y han contado con el apoyo de una de las concursantes más queridas de la edición pasada para tranquilizarse y compartir su propio testimonio.

Aitana Ocaña ha regresado a la Academia tras proclamarse como la segunda finalista de Operación Triunfo 2017 demostrando que continúa siendo su casa y sin poder contener la emoción.

Aunque Aitana aseguraba en su encuentro con los jóvenes que no quería llorar, repasaba su paso por el reality con la naturalidad y gracia que le caracteriza. “No había estado fuera de la academia viendo como funcionaba todo y me dio mucha impresión”, confesaba nada más entrar en las instalaciones. A escasas horas de la Gala 1, los concursantes le preguntaban por como lo había vivido: “Antes de la Gala estaba con miedo, la 0 fue horrible y me daba miedo. Os vais a sentir muy bien y es bonito estar nervioso a veces”, aseguraba. Para tranquilizar a los cantantes declaraba: “Es de personas humanas fallar, todo el mundo falla, incluso Amaia un poco”, bromea.

La cantante de Lo Malo ha recorrido la que fue su casa durante tres meses con Noemí Galera, recordando viejos tiempos y emocionándose a cada paso, sin embargo Aitana no volvería a la Academia: “Yo volvería si todo fuera diferente, si no supiera lo que es porque sería de verdad. Ahora entrar otra vez, ya sabemos como funcionó”.

Haciendo especial mención a Cepeda y la importancia que tuvo en su concurso ha recordado, ganándose la risa de todos los presentes: “Yo siempre salvaba a Luis”.

“En el momento no eres consciente de lo que es, luego ya piensas que puede ir familia, amigos y demas, pero luego vuelves aquí. Yo recapacitaba más tarde y pensaba mucho en como sería todo fuera”, ha declarado Aitana sobre las salidas al exterior y las firmas de discos, aunque el momento más emocionante ha llegado como la joven artista ha recordado a sus compañeros, sin poder en este momento contener las lágrimas: “Yo pensaba mucho en si estaríamos todos juntos. A mí ha sido a la persona que más le ha costado, en cuanto que no lo he superado del todo. Es muy raro, no tengo hermanos tampoco, y fue muy raro. Luego piensas ‘qué bonito lo que he creado ahí dentro’. Os vais a querer siempre”, sentencia Aitana ante la emoción de los nuevos concursantes.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.