Finaliza un verano en el que el tema de los vertidos en aguas de la Bahía de Palma ha supuesto otro cruce de acusaciones entre nuestros políticos.

Vertidos que han supuesto el cierre, un día sí y otro también, de las playas de Can Pere Antoni y Ciutat Jardí.

El pasado día 11, la presidenta del Govern Balear, Francina Armengol, reconoció que la Comunidad tenía “algún problema” con el tema de los vertidos y anunció que se destinarían 30 millones de euros a EMAYA para hacer frente al problema.

Esta semana ha sido prolija en cuanto a noticias al respecto.

El pasado martes, el tabloide británico The Sun, se hizo eco del vertido de aguas fecales que hubo frente a la Seu en un día que, de nuevo, se tuvieron que cerrar al público las citadas playas.

El miércoles, Biel Company (PP) censuró a Armengol por “tener la cara” de pedir a los turistas que pagaran la ecotasa mientras que Noguera solicitaba a la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, una reunión para tratar el “déficit en las infraestructuras de depuración y saneamiento”.

Y el viernes, más de un centenar de personas salieron a la calle reclamando al ayuntamiento “playas limpias y la dimisión” de las personas responsables de este desaguisado.

El alcalde de Palma, Antoni Noguera, ya explicó en su momento que el tema de los vertidos “no venía de ahora” y acusó al PP de haber silenciado el tema cuando estuvieron en el Gobierno.

Y sobre ello hemos querido conocer la opinión de nuestros lectores esta semana y por ello hemos preguntado: “¿Coincide ud. con el alcalde Palma en que el tema de los vertidos “no viene de ahora?”.

Y la respuesta de nuestros lectores es que creen en la afirmación de Noguera (un 59% de quienes han contestado a la encuesta) frente al 41% restante que no cree que Noguera tenga razón.

“La situación es insostenible y los vertidos se irán repitiendo”

Sin embargo, el pasado día 18, la Cadena Ser aseguró que cuando Company era Conseller de Medi Ambient (entre 2011 y 2015) rechazó financiar las obras para detener los vertidos.

La cadena aportó una carta fechada en octubre de 2014 en la que el entonces gerente de EMAYA, Pedro Campaner, avisaba a la Dirección General de Recursos Hídricos de lo “insostenible” de un problema que calificaba ya de “estructural” ante la falta de subvenciones para afrontar proyectos que dieran una solución a lo que estaba sucediendo.

Esa carta llevaba adjunto un documento con la relación de vertidos que se habían producido en la Bahía de Palma desde 2003 (un total de 1024) y predijo ya que “se reproducirán de forma reiterada, las actuaciones (necesarias) tienen un carácter inaplazable”.

Un “déficit de inversión” y “una absoluta necesidad de realizar inversiones” debido a que tras el paso de Jaume Font por la Consellería (entre 2003 y 2007) -que es cuando se alcanza el pico máximo de dinero entregado a Cort para invertir en el tema de la depuradora (en 2005 con 9.146.999,66 euros)-, las cifras comienzan a bajar hasta llegar a cero (a partir de 2010 y hasta 2014, que es cuando está fechada la carta).

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.